Covid-19: Una oportunidad para el e-learning empresarial

Covid-19: Una oportunidad para el e-learning empresarial
14 abril 2020 Jessica Murillo
trabajar desde casa es beneficioso para la empresa, la igualdad y la conciliación laboral

España sigue en la fase de confinamiento dentro del estado de alarma ante el Covid-19, pero a partir de este lunes las máquinas se encienden de nuevo. Vuelven las actividades en los empleos no esenciales donde no se puede teletrabajar, a quienes Sanidad les pide que intensifiquen la higiene y las precauciones.

Entre los sectores que vuelven al empleo están la construcción y la industria. El resto, siempre que sea posible, seguirá teletrabajando. Pero, ¿qué ocurre con la formación de la plantilla? Las ventajas que plantean los nuevos entornos digitales ante el riesgo del Covid-19 reclaman la necesidad de invertir en Recursos Humanos a través de la formación online.

La importancia de la formación dentro del Plan de Igualdad

El capital humano es fundamental en una empresa. Es por ello que una empresa que invierte en la formación de su plantilla tiene un equipo más motivado, productivo y competitivo. Disminuye la sensación de estancamiento y, a su vez, es más fácil adaptarse a los cambios constantes del mercado. También promueve la promoción y elimina el desequilibrio de mujeres y hombres en puestos y niveles de responsabilidad, al garantizar igualdad en el acceso.

Por todo ello, la formación continua es una de las medidas esenciales que deberían tener todos los planes de igualdad. Para conseguir la igualdad de modo transversal, todos los procesos formativos deberían tener intrínseca la perspectiva de género. Así como sesiones concretas de sensibilización en igualdad. Igualmente se pueden programar charlas, seminarios y conferencias sobre algún tema en concreto como la utilización de un lenguaje no sexista, las medidas de conciliación corresponsable, los protocolos contra el acoso sexual y por razón de sexo…

Según el último Balance de Situación de Fundae, el 92% de las grandes empresas de España ofrece formación continua a su plantilla. El porcentaje se reduce al 81% en las medianas empresas y a menos del 50% en las pequeñas.

Estas formaciones se están viendo alteradas por la crisis del coronavirus. Sin embargo, existen alternativas como la formación e-learning.

El e-learning empresarial

La teleformación, también llamada e-learning, es un proceso de aprendizaje a distancia a través de las tecnologías de la información y la comunicación. Su antecedente data de 1980, con la educación basada en los ordenadores: Computer Based Training. Su aplicación en las empresas llegó con el e-learning empresarial.

formación online

En el e-learning empresarial se compagina el empleo con el tiempo de formación. Se trata de una persona que tiene una necesidad formativa vinculada con su desempeño profesional.

Existen muchas modalidades de formatos que se pueden aplicar en el ámbito corporativo: webinarios, píldoras formativas, sesiones vía streaming, MOOCs… En Concilia2 disponemos de una Plataforma de formación on-line, siendo una herramienta para que los trabajadores y las trabajadoras de las empresas puedan acceder a cursos formativos de una forma fácil y práctica. 

Beneficios de la teleformación

La teleformación es un modelo abierto y flexible de enseñanza en la que el rol del alumnado es fundamental en relación con su proceso de aprendizaje. Por ello, requiere una organización personal y una gran responsabilidad para lograr los objetivos del curso. En este sentido, la motivación es fundamental. Un modo de conseguir ese espíritu motivado es conociendo los beneficios que acarrea la formación a distancia:

  • Flexibilidad de aprendizaje. El alumnado puede aprender a su ritmo
  • Borra las barreras del espacio y el tiempo
  • Aumenta la oferta formativa
  • Favorece el aprendizaje independiente y el autoaprendizaje
  • Permite la combinación de diferentes materiales: auditivos, visuales, lecturas…

Recomendaciones para desarrollar estrategias de aprendizaje online

La gran libertad que otorga la virtualidad demanda, al mismo tiempo, un compromiso mayor, pero con la ventaja de que se adapta a las propias necesidades del alumnado. De ese modo, ir organizando con previsión los tiempos de conexión al curso, la realización de las tareas… es algo muy importante. Dicho de otro modo, hay que establecer una rutina de estudio que propicie la interiorización de los contenidos para su provecho y aplicación en el ámbito laboral. Entre las recomendaciones se encuentra:

  • Buscar condiciones adecuadas para el estudio: en un lugar fijo, ordenado, con buena luz y sin interferencias que puedan distraer.
  • Elegir un horario fijo para estudiar.
  • Una vez fijado el estudio, hay que comprometerse con él y cumplirlo. Lo que mejor puede ayudar a ello es planificar el estudio con un plan de trabajo.
  • También es fundamentar autoevaluarse con regularidad, usando los objetivos de aprendizaje para controlar los progresos.

Todo ello permite aprovechar mejor los recursos y el tiempo, de manera que el conocimiento adquirido se va integrando en el alumnado. Así se potencia el crecimiento individual de la persona trabajadora, pero también el crecimiento colectivo como empresa.


Jéssica Murillo, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*