Planes de conciliación

Planes de conciliación

En el mercado de trabajo actual la mayoría de personas se encuentran en la búsqueda de un equilibrio “vida-trabajo” de tal manera que exista la posibilidad de compatibilizar las labores dentro de la organización con las cuestiones personales y familiares.

Esto resulta beneficioso tanto para el éxito de la empresa como para la plantilla pues, al implantar políticas que apoyen la vida personal y familiar a través de la flexibilidad en el trabajo es posible disminuir el absentismo laboral y las rotaciones, el personal se siente más motivado, se optimizan los tiempos, y con ello, mejora la productividad.

Para ello, diseñamos para las organizaciones laborales su propio Plan de Conciliación, un instrumento eficaz para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral de los trabajadores y trabajadoras y que consiste en elaborar un documento que recoja las medidas de existentes, tras la realización de un análisis detallado de necesidades.

Fases para elaborar un plan de conciliación

1

Compromiso de la empresa

2

Estudio de necesidades

3

Definir las políticas empresariales en materias de conciliación adoptadas en base a los siguientes criterios:

– Calidad en el empleo
– Flexibilidad temporal y espacial
– Apoyo a las familias de los trabajadores/as
– Desarrollo profesional del personal
– Igualdad de oportunidades

4

Publicar el plan de conciliación y crear canales de comunicación