Las largas jornadas laborales impiden la conciliación en las empresas españolas

Las largas jornadas laborales impiden la conciliación en las empresas españolas
13 junio 2018 Marta Burgués
flexibilidad laboral

La conciliación laboral sigue siendo un tema pendiente en una gran parte de las empresas españolas. Las conclusiones del estudio de EAE Business School sobre productividad en el trabajo y conciliación laboral ponen de manifiesto esta afirmación, puesto que se concluye que las largas jornadas laborales en España son objeto de debate al no permitir conciliar y ello es un detonante para el absentismo laboral y la baja productividad.

Además, son pocas las empresas que ofrecen flexibilidad horaria a sus trabajadores. Según datos de Adecco, solo un 24% de las Pymes ofrecen flexibilidad laboral al 75% – 100% de su plantilla, teniendo en cuenta que el país se nutre de muchas pequeñas y medianas empresas. Pero la gran empresa es peor, pues sólo lo hace el 18%.

La conciliación vida laboral-personal, segundo factor más importante al elegir una empresa

Los españoles están tomando conciencia de ello y poder disponer de más flexibilidad horaria para dedicarse a su vida personal es un factor que crece y que es cada vez más tenido en cuenta.

Es más, se establece que la conciliación vida laboral-personal ya es el segundo factor más importante al elegir una empresa en la que trabajar. El 55% de los trabajadores entienden que es el factor más importante a la hora de determinar con quien vas a trabajar (la mayoría de ellos mujeres), mientras que el primer factor, con un 63%, sigue siendo un salario atractivo y beneficios sociales, según el Randstad Employer Brand Research 2018.

flexibilidad laboral

Otros datos evalúan el tiempo para el ocio y para el cuidado personal de que disponen los españoles, y España se posiciona en segundo lugar entre los países de la OCDE que le destinan más horas. En concreto la media española es de 15,93 horas diarias, frente a las 15 horas diarias de la media de la OCDE.

Aunque todavía no es suficiente, cabe destacar que España reduce el porcentaje de trabajadores con jornadas largas un 1% en el último año.

Está claro que queda mucho por hacer y en esto tiene que ver que el bajo índice de natalidad (1,39 hijos por cada mujer). Un hecho es en el que es complicado gestionar la vida profesional, personal y familiar; además muchas mujeres alcanzan una estabilidad laboral más allá de los 30 y es cuando deciden tener hijos, siendo a veces complicado tener más de 1 o 2.

Los estudios también dan más datos porque la tasa de empleo de las mujeres se ha, prácticamente, duplicado en las dos últimas décadas (de 32,5% al 51%), situándose, no obstante, todavía, por debajo de la media de la OCDE (57,5%). Lo que, a su vez, ha conllevado un retraso en la edad en la paternidad de los españoles.

Objetivo: mejores políticas de conciliación laboral

Hay varios aspectos que deben cambiar de inmediato. Por un lado, aunque en el ámbito empresarial se está tendiendo al cambio, muchas veces todavía la conciliación es percibida como coste, que las compañías asumen con más facilidad cuando quieren atraer o retener talento.

Y, por otro, está claro que España debe fortalecer sus políticas para combinar el trabajo y vida familiar y personal. Tenemos algunos ejemplos como la Ley 39/1999, de 5 de noviembre, para promover la conciliación de la vida familiar y laboral de los trabajadores o la Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas con situación de dependencia y la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y de ahí han surgido otras políticas, como el permiso de paternidad general de trece días de duración, como derecho individual y exclusivo del padre, y se apuntó la ampliación a cuatro semanas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*