Acoso sexual. ¿Qué debemos esperar de la Responsabilidad Social Empresarial?

Acoso sexual. ¿Qué debemos esperar de la Responsabilidad Social Empresarial?
18 junio 2013 Andrea - Concilia2

El acoso sexual en el trabajo es una forma más de violencia y desigualdad, a la que hay que hacer frente. La Responsabilidad Social Empresarial es una buena herramienta para prevenir y actuar cuando aparezca.

La principal característica del acoso sexual es la relación que se establece entre dos miembros del mismo centro de trabajo, donde existe un desequilibrio de poder entre acosador y victima. La definición exacta es la siguiente:

“Cualquier comportamiento verbal, psicológico o físico no deseado, dirigido contra una persona por razón de su sexo y con el propósito de atentar contra su dignidad o de crear un entorno intimidatorio hostil, humillante y ofensivo”

Algunos estudios, coinciden en datos como los siguientes. El 18,6% de las mujeres se han sentido discriminadas en el trabajo por el simple hecho de ser mujer. De ese porcentaje, el acoso sexual representa el 2,6%. Un alarmante 49,8% de las empresas no hizo nada ante el conocimiento del acoso sexual de grado leve, un 3,9% cambio a victima o acosador de centro de trabajo y un 1,8% despidió al responsable.

Acoso-Sexual-380x253

La Responsabilidad Social Empresarial juega un papel muy importante en este tema. ¿Qué se debe esperar de las empresas para prevenir y actuar contra el acoso sexual?

Para empezar y de manera general, los responsables de la empresa deben garantizar un entorno laboral de igualdad y respeto, con un trato equitativo y sin distinciones entre las personas de distinto sexo, etnia, procedencia, etc, sin discriminación salarial.

Crear y poner en marcha protocolos de actuación internos. Estos protocolos deben contemplar todas las situaciones posibles para saber como actuar ante su aparición. Los protocolos deben ser explicados y conocidos por toda la comunidad laboral.

Ofrecer formación específica a todos los trabajadores. Explicar que es exactamente el acoso sexual, los distintos tipos, grados (leve, grave, muy grave), indicadores de alarma, causas y consecuencias.

Actuar de manera correcta cuando aparezcan casos de acoso laboral. Abrir las investigaciones necesarias, expedientes sancionadores, y denuncias.

Atender a la victima. Ofrecerle el apoyo y las facilidades necesarias para superar el acoso y volver a la normalidad laboral. Orientar respecto a las medidas a tomar, procedimientos, que opciones existen.

Por último, y sobretodo, mostrar una actitud de rechazo ante el acoso sexual y la discriminación a la mujer, tanto dentro como fuera del ámbito laboral.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*