Problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres

Problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres
19 marzo 2018 Pedro González Núñez
Problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres

¿Por qué en la mayoría de los casos, cuando se piensa en cuidado de los niños, se atribuye directamente a la madre? Muchos hombres también quieren cuidarlos, pero lo tienen más difícil respecto a la sociedad. Veamos cuál es la problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres.

Cada día hay más padres totalmente comprometidos con la crianza de sus hijos, incluso antes de que nazcan. Padres que quieren ejercer como tal y no como la figura ausente durante todo el día. No quieren ser el señor que aparece por la noche a darles un beso para acostarlos.

Estos hombres que no se quieren perder nada del crecimiento de sus pequeños. Buscan encargarse de su cuidado por igual. Son conscientes de que no ayudan, sino que se trata de una responsabilidad compartida. Incluso padres viudos o divorciados que tienen la custodia total.

Pero, ¿lo tienen más fácil que las mujeres? Vamos a verlo.

Problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres

Padre con su hijo

Cuál es la problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres

En España no resulta fácil conciliar, ni para mujeres, ni para hombres. Os contamos los problemas a los que se enfrentan los hombres.

Brecha salarial

No solamente es un problema que afecte a las mujeres, también la diferencia de salarios afecta a los padres que quieren conciliar. El motivo es que si su pareja cobra bastante menos que él, es él el que debe seguir trabajando. Ha de renunciar al cuidado de los hijos para no perder capacidad económica.

Este es un país en el que los salarios son inferiores a la evolución del IPC, y por tanto la capacidad adquisitiva de las familias se ve mermada. Es un lujo que muchas parejas no se pueden permitir. Por ende, es un derecho al que tienen que renunciar muchos padres.

Políticas empresariales

En la mayoría de empresas, resulta inconcebible que el hombre se tome un permiso de conciliación más allá que el tiempo específico del permiso de paternidad. Numerosos directivos dan por hecho que deben tener disponibilidad total para la compañía. Han de organizar sus vidas familiares en función de las necesidades de su puesto de trabajo. Para ellos no existen las responsabilidades familiares, sólo laborales.

Además, está el hecho de las actitudes machistas por parte de los directivos y compañeros del padre que quiere conciliar, el término más usado es “calzonazos”. Estos pueden considerar al trabajador como una persona con falta de ambición, débil, considerando que no es un verdadero hombre, etc. Lo cual, además de no permitirle la conciliación, le puede suponer un problema en su puesto de trabajo. Porque no le consideren válido, porque no lo asciendan, etc.

Políticas públicas

La ley es claramente insuficiente en el tema de la conciliación, pero en el caso de los padres, lo es todavía más. El permiso de paternidad es bastante inferior al de maternidad, que ya de por sí es corto. 4 semanas frente a 16. Pero, además, ninguna empresa garantiza el puesto de trabajo si un padre decide acogerse a una reducción de jornada o pedir una excedencia, ya que no tiene ninguna protección en este sentido.

Como vemos, existe una importante problemática de la conciliación laboral y familiar para los padres. Hay muchísimo que hacer para implantar unas políticas en las que exista una verdadera posibilidad de que los padres puedan cuidar a sus hijos, sin consecuencias negativas.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*