Sesenta años para conseguir la igualdad

Sesenta años para conseguir la igualdad
3 noviembre 2020 Concilia2

El Instituto Europeo de Igualdad de género ha publicado los resultados del índice Europeo de Igualdad de Género 2020. España se sitúa en el puesto número 8 con 72 puntos sobre 100. Siendo nuestro país, junto a Croacia, el que cuenta con más avance en paridad. La media europea es de 67,9 puntos. Al ritmo actual, se tardará más de 60 años en alcanzar la plena igualdad.

El índice Europeo de Género

índice europeo de igualdad de géneroHacen falta, como mínimo, sesenta años para conseguir la igualdad. Es lo que apunta el Instituto Europeo de Igualdad de Género (EIGE), que ha hecho públicos los resultados del índice Europeo de Igualdad de Género 2020. Este sirve para dar visibilidad a aquellas áreas que precisan una mejora y facilita información para la orientación de políticas públicas. Para ello, mide las brechas de género existentes en diferentes áreas y por países.

Metodología

El índice utiliza 31 indicadores agrupados en 8 áreas. Seis de ellas son básicas: el empleo, dinero, conocimiento, tiempo, poder y salud. A estas las aplica una escala de 1 a 100, donde 1 es desigualdad absoluta y 100 es igualdad total.

Otras dos son añadidas: la violencia de género y la digitalización en el ámbito laboral. En estas últimas no existe nota numérica como tal. Es solo una valoración de la situación actual.

Los datos utilizados provienen de grandes encuestas europeas, como Eurostat y la Fundación Europea para la mejora de condiciones de vida y trabajo (Eurofound), así como datos estadísticos de género de EIGE, Mujeres y Hombres en la toma de decisiones.

España en el puesto número 8

Con datos de 2018, España se sitúa en el puesto número 8, con 72 puntos sobre 100. Superando, así, la media europea en 4,1 puntos, que es del 67,9. Esto supone un incremento de 1,9 puntos desde 2017. Destaca, con respecto a años anteriores, en empleo, poder y salud. De hecho, nuestro país es el segundo país, tras Croacia, con mayor avance en paridad respecto a años anteriores.

Donde más puntuación ha obtenido es en empleo, conocimiento, poder y salud. Donde menos, dinero y tiempo.

En Europa, Suecia encabeza la lista

Respecto a la comparativa con el resto de Europa, Suecia encabeza la lista con 83,8 puntos. Le sigue Dinamarca con 77,4, Francia con 75,11, Finlandia con 74,7 y Holanda con 74,1. España, como apuntábamos, se queda en el puesto número 8. Los últimos lugares los ocupa Grecia (52,2), Hungría (53) y Rumanía (54,4).

Para el conjunto de la Unión Europea, la salud es donde existe mayor brecha y en el poder donde menos.

Violencia de género y digitalización

El estudio también pone hincapié en la violencia de género. A partir de los datos proporcionados por Eurostat por 16 países de la Unión Europea, se contabilizaron 854 feminicidios. No obstante, este dato ha de tomarse con las máximas precauciones debido al diferente tratamiento estadístico de los distintos países en este ámbito y a las distintas normativas que regulan la violencia de género. Así, por ejemplo, en el caso de nuestra legislación: la Ley Orgánica 1/2004, solo considera violencia de género la que se produce en el ámbito de la pareja o expareja. Tiene que existir o haber existido una relación afectiva. Esto significa que deja fuera muchas otras violencias sobre las mujeres.

digitalizaciónEste año se ha incluido un nuevo apartado: el de la digitalización y el futuro del empleo. Según el estudio, las mujeres tienden a mostrar una confianza algo menor en sus habilidades digitales y el uso de las nuevas tecnologías. Además, apenas son el 19% de quienes se gradúan en el campo de las TIC.

La pandemia amplia la desigualdad

Aunque los datos han sido recogidos en 2018, el informe tampoco es ajeno al impacto que la pandemia ha tenido y está teniendo en la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. De ese modo, el documento señala que el COVID-19 supone “una seria amenaza para los frágiles logros alcanzados en la última década”.

Asimismo, pone especial énfasis en las consecuencias negativas que el coronavirus ha tenido sobre el empleo y el área de los cuidados. Así, apunta que los trabajos feminizados son mucho más precarios y, por tanto, son los que están sintiendo la crisis por la peor remuneración y pésimas condiciones de empleo. Dicho de otro modo, tienen más probabilidad de perder sus puestos de trabajo.

Lo mismo pasa en el ámbito de los cuidados del hogar y la familia, siendo las mujeres las principales responsables: “ellas dedican más horas al día en comparación con los hombres”. La pandemia ha incrementado la presión de las mujeres en el cuidado por el cierre de las escuelas y los centros de cuidado.

El informe también alerta del incremento de la violencia de género durante el periodo de confinamiento: “las mujeres en relaciones de violencia estuvieron atrapadas en casa expuestas a sus agresores por largos periodos de tiempo”.

Con todos estos resultados, el informe pone de relieve los aspectos a mejorar en pro de la igualdad en diferentes países y pone a los Estados la responsabilidad de establecer medidas para tal fin.


Jéssica Murillo, periodista experta en igualdad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*