Publicidad sexista, de Hollywood a Asturias

Publicidad sexista, de Hollywood a Asturias
19 mayo 2016 Ana Olego
publicidad sexista

La cosificación de la mujer en la publicidad alcanzaba hace tan sólo unas décadas cotas escandalosas sin que hubiera ningún tipo de control legal ni escándalo social. Las mujeres asumían pacíficamente el rol de amas de casa mientras que el hombre, ideal del triunfo en todas las esferas de la vida, regresa al descanso del hogar ¿Pero realmente hemos cambiado tanto?¿ha dejado la publicidad de ser sexista?

publicidad sexista

¿Qué dicen las normas?

Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, establece que son ilícitos los anuncios que presentan a las mujeres de forma vejatoria por utilizar directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar, bien porque su imagen aparezca asociada a estereotipados ayuden a fomentar la violencia; por ejemplo.

Existe un truco que casi nunca falla para saber si un anuncio publicitario es sexista o no: cambiar el sexo de la persona que aparece en el anuncio. Si el resultado te resulta absurdo o te hacer reir, posiblemente se trate de publicidad ilícita.

publicidad sexista

¿Qué se puede hacer?

 ➡ Plan A: Prevenir. La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género establece algunas directrices sobre lo que se puede hacer. Algunas buenas prácticas, en este sentido son:

  • Uso de Códigos Deontológicos en favor de una comunicación y publicidad no  sexista.
  • Los observatorios de imagen de las mujeres o publicidad  no sexista.
  • Las acciones positivas y los planes de igualdad de las empresas que garantizan el uso de imágenes que favorecen la igualdad de oportunidades y el lenguaje inclusivo.
  • Formación en comunicación no sexista a quienes trabajan en los departamentos de comunicación de las empresa y en los medios de comunicación.
  • Campañas de sensibilización.
  • Modelo de buenas conductas: publican artículos de interés, utilizan un lenguaje inclusivo.
  • Normas desarrolladas por las Comunidades Autónomas que regulan o afectan a la publicidad sobre las mujeres.

 ➡ Plan B: Denunciar. Si el plan A falla se puede acudir a los tribunales para solicitar el cese de la publicidad sexista. Aunque quizás lo que mejor funciona es la presión social —y ahí participamos todas y todos—; en numerosas ocasiones las empresas retiran la publicidad antes de llegar ante el juez.

 ➡ Plan C. ¿Se te ocurre alguno? 💡 Mientras lo piensas puedes ver otro video, a ver que te parece …

 ¡Comparte este artículo en tus redes sociales!  😉

1 Comentario

  1. José Luis del Moral Pérez 5 años hace

    Me saludo por ellas. El pavo, el pobre, es el que acaba más perjudicado en el Calma.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*