Nueve deseos feministas para 2022

Nueve deseos feministas para 2022
27 diciembre 2021 Laura L. Ruiz

Termina el año 2021 y es momento de hacer repaso entre lo logrado y lo deseado. Nuevas leyes, nuevos avances y deseos de igualdad para que 2022 sea un año feminista. Enumeramos nueve pero podrían ser muchos más, ¿Cuáles serían los tuyos?

Qué cambiar y qué proponer en 2022 

La clave para lograr una sociedad más igualitaria año a año está en saber dónde radica la desigualdad. Este año que acaba, 2021, ha habido un repunte en la violencia machista dentro de la pareja, más denuncias por violencia sexual, más sentencias polémicas que ponen en duda los avances en la igualdad y problemas laborales que no han hecho más que enquistarse. 

El objetivo de 2022 debería ser lograr avances para acabar con la brecha salarial, el techo de cristal o el acoso laboral, entre otras cosas. Tener más representación y poder real también está en la lista. Poner cada uno de su parte, Gobierno, ciudadanía y empresas, para conseguirlo debe ser el camino. Pero, ¿por dónde empezar?

1. Que llegue la igualdad laboral real

Igualdad salarial, que caigan los techos de cristal y la brecha de género. Parece mucho pedir pero en 2021 y en los años anteriores se han dado pasos para lograr que la diferencia sexista entre hombres y mujeres se reduzca. Como el registro salarial, la igualdad efectiva laboral o los análisis de desigualdad.

2. Empleadas del Hogar, trabajadoras de pleno derecho

Objetivo de todas y todos debería ser que el régimen especial en el que trabajan las empleadas domésticas no les reste derechos. Empezando por la situación anómala en la que se encuentran cuando surge una pandemia como la vivida estos dos años. Trabajo precario, inestable, muchas veces sumergido y expuestas a la violencia machista. 

3. Que el teletrabajo sea una herramienta para la conciliación, no una trampa

Desde lo deseado antes de la pandemia a lo vivido en ella, ha dado tiempo a replantearse lo bueno y lo malo del teletrabajo. Esperamos que en 2022 se fijen las bases para que el teletrabajo traiga flexibilidad, conciliación y no explotación laboral o aislamiento de las trabajadoras.  

4. Por el fin del lenguaje sexista y machista

Como extremo de la pirámide de la violencia patriarcal, está el lenguaje. Pequeñas agresiones que condicionan cómo vemos al otro y cómo situamos los géneros en la sociedad. Por eso, hay que recordar las herramientas que tenemos para erradicar el lenguaje machista tanto en la Administración como en los medios de comunicación

5. Los y las jóvenes, el motor por la igualdad

Los últimos estudios reflejan una polarización respecto a la igualdad. Por un lado, están los datos que reflejan un mayor compromiso con el feminismo de parte, sobre todo, de las chicas. Por el otro, un mayor rechazo a considerar que las pautas estereotipadas o sexistas son reales. Por eso, para 2022 deseamos mayor educación, empatía y compromiso con la igualdad para que la juventud sea el motor del cambio. 

6. La tecnología, una potente industria, también en igualdad

Uno de los mayores referentes y más potentes sectores de la economía debe liderar el cambio hacia una sociedad más justa. Empezando por equilibrar a sus miembros. Tanto en la programación, como el diseño como en la dirección. La diversidad debe estar presente en las plantillas y en los referentes que los más pequeños y pequeñas tengan. Que la tecnología sea más igualitaria. 

7. Blindar el derecho al aborto

No solo se reclama desde el feminismo que mejore la actual ley del aborto, si no que se blinde ante ataques conservadores. Mientras que por un lado se pide replantearse el aborto en los centros públicos, el acceso a las mujeres entre 16 y 18 años o tener un relevo generacional de médicos. Por otro lado, se está pendiente del Tribunal Constitucional y del recurso. 

8. Garantizar la Libertad Sexual de las mujeres

Frente al aumento de violencia sexual sobre todo grupal, hay que garantizar los derechos más básicos. Legislando para que estos delitos no sean infravalorados en los juzgados, que las víctimas no se sientan cuestionadas o que la educación sexual esté presente en los primeros años. Una sociedad más civilizada, pasa por ser más igualitaria. 

9. Que las mujeres mayores sigan activas en la sociedad

Menopausia activa, que la edad no condicione nuestro valor en la sociedad o que las pensiones de las mujeres no sean tan precarias como en la actualidad. Son muchos deseos que pasan por que el edadismo no se una al machismo en hacer más invisibles a las mujeres en la sociedad a cierta edad. 

 


Laura L. Ruiz, periodista experta en igualdad

1 Comentario

  1. jeronimo centurion 2 meses hace

    Son excelentes deseos y bien centrados en los problemas estructurales que suceden actualmente, esperamos próximos años donde veamos un avance significativo y menos desigualdad.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*