Cuando la mujer solo es invitada para cumplir cuotas

Cuando la mujer solo es invitada para cumplir cuotas
18 agosto 2022 Laura L. Ruiz

Son muchas las voces que denuncian que empresas o instituciones solo se acuerdan de las mujeres en días señalados. También denuncian la invitación de mujeres a eventos solo para cubrir la cuota de presencia femenina. Hasta ministras, como Nadia Calviño, se niegan a seguir el juego del ‘purplewashing’. ¿Qué podemos hacer?

La única mujer en la foto o en el debate

“No podemos considerar normal que no esté presente el 50% de la población” afirmaba Nadia Calviño el pasado mes de febrero cuando unas imágenes suyas sorprendían a muchos. La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital se negaba a hacerse una foto en el ‘Madrid Leaders Forum’. Un foro sobre Liderazgo Empresarial y Directivo donde no había más mujeres invitadas, exceptuando a la propia Calviño. Por eso, es esencial que muchas personas se pregunten por qué no puede haber una sola mujer en eventos o carteles.

Así, la ministra cumplía una promesa. Y es que ella había advertido que no volvería a hacerse una foto en un evento o a participar en un debate en que ella fuese la única mujer. “Son muchos los eventos en los que soy la única mujer porque soy la ministra”, lamentó en ese momento. Una declaración de intenciones que fue alabada por muchas compañeras de partido, de Gobierno y de la esfera feminista. Contra lo que reclamaba la ministra no es más que el ‘purplewashing’ o como acordarnos de la igualdad solo cuando interesa. 

Más visibilidad para ellos, la lupa sobre ellas

“Los hombres tienen mucha más visibilidad que las mujeres en eventos, ponencias y tertulias. No hay más que echar un vistazo a carteles de eventos y debates, o curiosear las tertulias de radios y televisiones”, así explicaba Nuria Blázquez, de Ecologistas en Acción, esta situación. Ella citaba el informe de la Open Society Foundation que cifra que en los eventos europeos de 2018 había tres hombres ponentes por cada mujer.  Esa misma proporción es la que se encontró al analizar las charlas de la plataforma de charlas TED. En algunos sectores, como las TIC, solo un 30% de las ponentes son mujeres.

Como indicaba la experta y la ministra, ser la única mujer en un evento es normal. Pero no debería serlo. Las mujeres son la mitad de la población y, además, quienes impulsan mayores transformaciones tanto sociales como económicas. Es un efecto “pescadilla se muerde la cola”, dice Blázquez: “como los hombres acuden más a estos eventos, se conocen más a los hombres expertos en el tema. Para dar con mujeres, se requiere un importante esfuerzo adicional y buscar en lugares no habituales”. 

¿Cuáles son esos lugares? Curiosamente en determinados días, como el día contra la violencia machista, el 25 de noviembre, o el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, los medios se llenan de mujeres. ¿Dónde están el resto del año? ¿Dónde están cuando se habla de otros temas que los estrictamente ‘de mujeres’? Contra una mala sensación, como la de solo ser figurantes, se inició una campaña en 2020. Esa campaña decía ‘eventos sin mujeres ponentes, eventos sin mujeres asistentes’. Porque no es posible que haya una sola mujer o ninguna en eventos o debates. 

Qué hacer para visibilizar a las mujeres

¿Cómo revertimos esta invisibilidad y falta de referentes? Empezando por su presencia en los medios como expertas, en los eventos como participantes, etc. Contra las excusas como que no había más mujeres disponibles o que supieran de cierto tema, hay listados de expertas. Como el listados de expertas de la Junta de Extremadura o la creada por el Instituto Vasco de la Mujer. También existen temáticos como la base de datos de mujeres expertas en la Reserva de la Biosfera o de científicas

En este fenómeno, usar la presencia de mujeres como algo puntual, interfiere el término ‘purplewashing’. Se refiere al lavado de cara que puede tener una institución o empresa respecto a su compromiso con la igualdad de género. Mientras que en el día a día o bien no terminan de completar su plan de igualdad o no disponen de formación específica en igualdad, los días señalados se ponen la señal de la igualdad. ¿Qué podemos hacer para enfrentarnos a esa situación?

Empezar por preguntarnos por qué no puede haber una sola mujer en ese evento o cartel. Además de las iniciativas como visibilizar a las expertas, está la legislación. La Unión Europea acaba de aprobar que, para 2026, al menos el 40% de los puestos directivos de las grandes empresas europeas cotizadas serán ocupados por mujeres. Entre legislaciones que impulsen la presencia de mujeres en puestos con poder y la conciencia con la igualdad por parte de la sociedad, antes llegaremos a un mundo más equitativo.

 


Laura L. Ruiz, periodista especializada en igualdad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*