Logros del 2018 y retos del 2019 para construir Igualdad

Logros del 2018 y retos del 2019 para construir Igualdad
4 enero 2019 Jessica Murillo

El año 2018 que acabamos de cerrar supuso el despegue de la Cuarta ola feminista. Hechos tan destacados como la Huelga Feminista del 8 de Marzo, el movimiento Me Too, el Time´s Up, la Marcha de las Mujeres y el Ni una menos supusieron un hito histórico de sensibilización, visibilidad y concienciación que marcó un antes y un después. Sin embargo, a pesar de los logros, 2019 ha arrancado recordando que aún queda mucho por hacer para alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres.

Igualdad de género

«No es abuso, es violación»

Empezábamos el año con la noticia de dos supuestos casos de violación. Uno a una menor de 17 años la pasada Nochevieja en Burriana (Castellón). Otro a otra menor durante una fiesta de cumpleaños que se celebró en un piso del barrio de Garrido de Salamanca. Las denuncias de este tipo de delitos fueron en aumento durante el 2018, pero, sin embargo, solo supusieron la punta del iceberg, ya que debajo de esos datos hubo muchas mujeres que no denunciaron por miedo y por desconfianza en la justicia.

Precisamente, el grito: “No es abuso, es violación” es uno de los lemas que más se escucharon el pasado año en las manifestaciones en contra de la sentencia de la Manada. Ahora se ha conocido que, pese a la condena de 9 años, la Audiencia de Navarra mantiene en libertad a los cinco condenados después de haber desestimado los recursos de la fiscalía y las acusaciones que solicitaban el reingreso en prisión. Los magistrados que lo han adoptado y el voto que ha sido determinante es el del magistrado que ha visto un «jolgorio» donde el resto veía un grave ataque a la libertad sexual.

La naturalización del delito

El problema de ello es que estas personas no tienen conciencia de delito, naturalizan la agresión y no se ven como culpables. Ello favorece el riesgo de fuga e incluso la reiteración del delito, máxime si se tiene en cuenta el previo caso de Pozoblanco. El reto, por tanto, en materia de violencia sexual es legislar, interpretar y aplicar la ley con perspectiva de género. También incluir la educación en igualdad y sexualidad en todas las aulas, así como la incorporación de políticas públicas dirigidas a prevenir y combatir las violencias sexuales.

Y si hablamos de violencias sexuales, también tenemos que hablar de la mercantilización del cuerpo de las mujeres a través de la trata, la prostitución y los vientres de alquiler. Realidades que algunos partidos políticos quieren obviar o incluso legalizar, pero que hay que atajar cuanto antes desde el enfoque de género.

Violencia de género

Asimismo, el 2 de enero conocíamos el intento de asesinato de un hombre a su mujer en el distrito madrileño de Usera y, a solo 3 de enero, ya nos encontramos con el primer caso de asesinato por violencia de género. Un hombre asesinaba a su pareja en Laredo, Cantabria. Era el primer caso del año, pero seguramente no el único. En el 2018 que acabamos de despedir, 47 mujeres fueron asesinadas por sus parejas o ex parejas masculinas. 975 en los últimos 15 años.

Sin embargo, ninguna de estas cifras hacen cambiar la postura de una extrema derecha que se ha propuesto terminar con la libertad y los derechos de las mujeres. Así, Vox ha exigido eliminar la ley de violencia de género que está siendo vital para las mujeres. De ese modo, ha advertido al Partido Popular y a Ciudadanos que no les apoyará en Andalucía si destinan dinero contra la violencia machista. Su argumento es que es una ley que atenta contra los hombres, la Constitución y la igualdad entre mujeres y hombres. No obstante, hay que recordar que esta ley ya fue discutida hace más de 10 años por el Tribunal Constitucional y ya hubo un pronunciamiento en esta materia. Dictaminó que la ley integral 1/2004 no vulnera el derecho a la igualdad entre mujeres y hombres, si no que es una respuesta adecuada para cambiar una situación de desigualdad de siglos que provoca que  algunos hombres consideren a las mujeres como inferiores y ejerzan la violencia sobre ellas.

Esto significa que, teniendo en cuenta esta desigualdad, una norma que protege y refuerza la seguridad de las mujeres no puede ser anticonstitucional. Anticonstitucional sería que no existiera, ya que supondría un déficit a la libertad y el derecho a la vida de más de la mitad de la población. Asimismo, los datos estadísticos desdicen las informaciones que Vox presenta. Habría que añadir también que no existe una desprotección a los hombres ya que el sistema penal y la legislación española es suficiente para proteger a los varones, a pesar de que los casos en los que estos son maltratados por sus parejas femeninas son estadísticamente mínimos, la mayoría son en defensa propia, y, sobre todo, por parte de otros hombres.

Otros asuntos a debate

Precisamente, en materia de violencia de género hay que señalar la falta de cumplimiento del Pacto de Estado contra la violencia de género que debe suponer un abordaje integral que aborde la prevención, detección y reparación del daño en todas las violencias que se ejercen sobre las mujeres por el hecho de ser mujeres y no solo en el ámbito afectivo. Hecho que ya exigió a España el Convenio de Estambul en el 2014.

A ello tendríamos que añadir el ámbito laboral: el techo de cristal, la falta de conciliación y la brecha salarial. En este sentido, según el último dato del INE, el conjunto de salarios recibidos por las mujeres suma un 22,9% menos que el de los hombres, en términos brutos anuales.

En el 2018 el feminismo ha conseguido, por tanto, poner en la agenda de debate público una gran cantidad de temas que hasta ese momento estaban ocultos. Por ello, el gran reto para 2019 es conseguir que ello se materialice en cambios concretos y se mantenga lo ya logrado. Por eso en este 2019 tenemos que estar en la calle y en los espacios de decisión porque, como dijo Celia Amorós, “el reto actual del feminismo es el de la globalización”.


Jéssica Murillo Ávila, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione en este formulario de contacto, serán tratados por CONCILIA2 SOLUCIONES, S.L como responsable de esta web.

Finalidad del tratamiento de estos datos: Responder a las consultas planteadas y poder informarle sobre nuestros servicios.

Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y oposición a los datos en info@concilia2.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.