Las mujeres trabajan gratis hasta fin de año

Las mujeres trabajan gratis hasta fin de año
18 noviembre 2019 Jessica Murillo

La brecha salarial en España se sitúa en el 15,1%. Esto significa que los hombres ganan un 15% más que las mujeres a la hora. Esta cifra está por debajo de la media europea (16%), pero ha crecido en 2017, último año del que se tienen datos. Una diferencia que alcanza el 37% si se tienen en cuenta los incentivos económicos. Esto significa que, desde el 7 de noviembre hasta finales de año, las mujeres trabajan gratis. Lo denuncia UGT en un informe que utiliza datos de Eurostat. Es la proyección sobre el calendario de la brecha salarial: 55 días sin cobrar al año en comparación con los hombres.

Para UGT, la brecha salarial persiste en España por la resistencia de las empresas a aplicar la regla básica de igual salario por trabajo de igual valor, ya que «les supone un consistente ahorro económico que engrosan en beneficios».

Por ello, el sindicato ha reclamado «más celeridad» en el avance de las políticas de igualdad e impulsar una ley de igualdad salarial para «eliminar la discriminación y la brecha salarial» por razón de sexo de forma «eficaz y efectiva».

Razones que explican la brecha salarial

Para intervenir sobre estos datos se necesita conocer la razón de la existencia de la discriminación salarial.

Por un lado, existen situaciones de discriminación salarial directa. Se trata de aquellos trabajos en los que una mujer, haciendo exactamente el mismo trabajo que un hombre, cobra menos sueldo. Estas situaciones existen, aunque en pequeñas medidas porque no puede retribuirse de forma distinta a personas que desempeñan la misma tarea si esa retribución no está debidamente justificada por la experiencia, la antigüedad… Lo prohíbe el Estatuto de los trabajadores.

La brecha salarial se produce por razones más complejas que, a su vez, están relacionadas con otro tipo de desigualdades de género. Es lo que se denomina la discriminación salarial indirecta. En este caso, se explica por varios factores:

  • La segregación ocupacional: Las mujeres ocupan categorías laborales menor valoradas, por ende, peor remuneradas. Trabajos que además son más precarios, con mayores índices de parcialidad y temporalidad.
  • Los complementos salariales también marcan la diferencia, siendo menores para ellas.
  • El techo de cristal: A ello hay que sumar las dificultades que tienen las mujeres para acceder a los puestos de responsabilidad, donde el salario es mayor.
  • Las tareas de cuidado: La falta de corresponsabilidad en el hogar y de buenas medidas de conciliación para mujeres y hombres en las empresas, conlleva a que aún sean las mujeres quienes renuncien al empleo para poder cuidar del hogar y la familia. En otras ocasiones, no renuncian a un trabajo remunerado, pero sí se ven obligadas a aceptar ocupaciones con contratos a tiempo parcial para poder equilibrar las necesidades laborales y familiares. Solo un 3% de los hombres eligen este tipo de empleos, aunque no para poder gestionar el cuidado, sino para poder formarse. De nuevo, se vislumbra una brecha de género, que también se deja notar en la acogida de los permisos por nacimiento y la reducción de las jornadas.
  • La maternidad también supone un freno. Cuando una mujer se queda embarazada sufre un retraso en su escalada de promoción salarial. Este sistema de retribución que castiga la maternidad tiene un impacto directo en la brecha salarial de género.

Comparativa de la brecha salarial entre España y el resto de Europamujer directiva

De los 27 países analizados, la brecha salarial ha descendido en 16, respecto al año anterior, y en 10 ha aumentado. España es el segundo país donde más ha aumentado la brecha salarial (un 0,9%). Se encuentra por detrás de Malta, donde se ha incrementado un 1,2%.  Por el contrario, en el conjunto de la Unión Europea la brecha ha descendido un 0,20%.

El reto de romper con el techo de cristal en España

De entre todos los datos analizados, España ha sacado su peor nota en lo relativo a los puestos de dirección. El techo de cristal sigue resistiéndose a las mujeres. Las cifras lo dejan claro: solo un 21% de las mujeres en España se encuentran dentro de los consejos de administración de las grandes empresas. La media europea apunta a un 25% de mujeres en los puestos de alta responsabilidad de las organizaciones. Solo Francia alcanza el 40%.

La falta de corresponsabilidad como gran freno

Respecto a las tareas domésticas no remuneradas, el estudio refleja que siguen recayendo principalmente sobre las mujeres. El 40% invierte al menos una hora al día en actividades de cuidado, frente al 28% de los hombres españoles. Como se ha comentado en este mismo artículo, esta falta de corresponsabilidad es una de las razones por las que sigue existiendo esta brecha salarial, ya que las mujeres se ven obligadas a reducir su jornada laboral para compatibilizar cuidados con empleo. En concreto, alrededor del 24% de las mujeres trabajan a tiempo parcial, en comparación con el 7% de los hombres. En promedio, las mujeres trabajan 35 horas por semana y los hombres trabajan 40. Además, las mujeres cotizan hasta cinco años menos que los hombres, 32,8% frente al 37,2%.

corresponsabilidad

Todos estos hechos visibilizan que los estereotipos relativos al género actúan como barreras para las mujeres en el empleo, especialmente en lo relacionado con el salario. Es por ello que es fundamental apostar por planes de igualdad en las empresas que impulsen cambios a la conciliación corresponsable, la ruptura del techo de cristal, los procesos de selección y, por supuesto, las retribuciones entre mujeres y hombres.


 

Jéssica Murillo, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione en este formulario de contacto, serán tratados por CONCILIA2 SOLUCIONES, S.L como responsable de esta web.

Finalidad del tratamiento de estos datos: Responder a las consultas planteadas y poder informarle sobre nuestros servicios.

Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y oposición a los datos en info@concilia2.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.