La mitad de las mujeres en España ha sufrido violencia

La mitad de las mujeres en España ha sufrido violencia
14 septiembre 2020 Concilia2

El Ministerio de Igualdad ha publicado la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019. Se trata de un amplio análisis sobre las formas de violencia a las mujeres y sus múltiples consecuencias. Recopila testimonios de más de 9.500 mujeres. Los datos de la misma arrojan que 11,6 millones de mujeres de 16 o más años en nuestro país han sufrido algún tipo de violencia machista a lo largo de su vida. A pesar de su gravedad, apenas se denuncian estas violencias por el escaso apoyo social e institucional.

Más de la mitad de las mujeres en España mayores de 16 años ha sufrido algún tipo de violencia por el hecho de ser mujeres. Es lo que afirman los datos de la Macroencuesta de Violencia contra la Mujer 2019.

Por primera vez se ha medido la violencia sexual cometida no solo en el ámbito de la pareja o expareja. Los agresores, en el 99,6%, son hombres, lo que denota un claro componente de género en estas violencias. Asimismo, de entre los agresores, la mayoría corresponden al entorno cercano de las víctimas. Este es un dato de gran importancia para prevenir este tipo de agresiones y organizar programas de intervención. Sin embargo, la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas Integrales contra la Violencia de Género sigue limitando su radio de acción al ámbito de la pareja o ex pareja.

¿Qué es la violencia de género?

no más violenciaLa violencia de género es un problema social y de salubridad pública. La primera definición sobre la misma data de 1993 en la Declaración sobre la eliminación de la violencia a las mujeres. En su artículo 1 estipula como tal “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino, que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para las mujeres, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada”.

Dentro de esta conceptualización de la violencia de género, entenderíamos todo aquel conjunto de violencias ejercidas sobre las mujeres por considerarlas inferiores. Dicho de otro modo, la causa es el machismo. Una manifestación más de la desigualdad de las relaciones de poder entre mujeres y hombres. 

El contexto de la LO 1/2004

Sin embargo, nuestra legislación, la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral Contra la Violencia de Género, delimita el concepto al ámbito de la pareja o ex pareja. El artículo 1 de la misma señala: “La presente Ley tiene por objeto actuar contra la violencia que, como manifiesto de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”.

Como vemos, debe existir o haber existido una relación afectiva. Deja fuera una serie de violencias que se ejercen sobre las mujeres que tiene que ver con el género, pero que no aborda.  Entre las que se encuentran las violencias sexuales.

El Convenio de Estambul

Es por este hecho que el Convenio de Estambul exigió a nuestro país extender el concepto de violencia de género. Sobre todo al reconocimiento de las violencias sexuales. España firmó este convenio en el año 2014, pero aún no ha hecho nada al respecto. Aún, para denunciar este tipo de hechos hay que acudir al Código penal, que sigue diferenciando abuso de violación.

Lejos de ser casos aislados, todas estas violencias contra las mujeres persisten. Pero no solo eso, también han aumentado durante el confinamiento.

Los datos aportados por la macroencuesta de 2019 sirven para poner de relieve la magnitud de este problema, aumentando el foco más allá de las ejercidas en el ámbito de la pareja o expareja.

La Macroencuesta de Violencia contra la Mujer

violencia de géneroLa Macroencuesta de Violencia contra la Mujer se realiza cada 4 años desde 1999. Su objetivo es conocer el porcentaje de mujeres mayores de 16 años residentes en España que han sufrido o sufren algún tipo de violencia por el hecho de ser mujeres.

En esta edición, se han medido por primera vez en nuestro país la violencia sexual más allá del ámbito de la pareja o ex pareja, poniendo especial interés en el acoso sexual y el acoso reiterado.

Asimismo, en la encuesta se han dado a conocer las denuncias y las peticiones de ayuda. Unos datos fundamentales para poder abordar qué está fallando y cómo mejorar los recursos de prevención, apoyo e intervención.

Datos preocupantes en relación a la violencia de género

Según el estudio, considerado como la operación estadística más relevante sobre este tipo de violencias que se realiza en España, un total de 11.688.411 de mujeres han sufrido algún tipo de agresión. Lo que supone un 57,3% del total.

Si nos fijamos en la violencia que se ejerce dentro del ámbito de la pareja o ex pareja, la encuesta revela que la violencia física o sexual afecta al 14,2% de las mujeres. En cuanto al control dentro de las relaciones afectivas, aumenta al 31,9%. Esto significa que atendiendo a lo que nuestra ley orgánica 1/2004 entiende por violencia de género, en nuestro país una de cada tres mujeres la sufre o ha sufrido.

Consecuencias para la salud física y mental

A todo ello, se suman las consecuencias para la salud que arrastran las víctimas. El estudio concreta que las mujeres que han sufrido esta violencia en cualquiera de sus manifestaciones han padecido lesiones de por vida como resultado. Pero no solo a nivel físico. A nivel psicológico, muchas mujeres han tenido pensamientos suicidas. También han consumido medicamentos, alcohol o drogas para afrontar lo sucedido.

La violencia sexual en el punto de mira

Sin embargo, como adelantábamos, el estudio no solo se centra en la violencia en el ámbito de la pareja. Pone especial interés en las violencias sexuales más allá del ámbito afectivo.

En este sentido, los datos apuntan a que casi tres millones de mujeres han padecido algún tipo de violencia sexual. Es decir, han tenido que soportar prácticas no consentidas que van desde el acoso callejero hasta las violaciones. De hecho, 453.372 mujeres han sido violadas en España. De ellas, el 1,8% (359.095 mujeres) la ha experimentado en los últimos 12 meses.

En el 80% de los casos el agresor era un hombre conocido de la víctima. El 21,6% de las mujeres que han sufrido violencia sexual fuera de la pareja refiere que el agresor fue un familiar. El 49% un amigo o conocido y el 39,1% dice que el agresor fue un desconocido.

La mayoría de ellas no lo ha denunciado ni lo ha contado. Con respecto a esto, el Ministerio de Igualdad ha señalado que “la violencia sexual es la más oculta de todas y el silencio de las mujeres es estructural”.

Las denuncias son escasas

Las mujeres víctimas de una violación aducen como motivos para no acudir a las instituciones y denunciar, la vergüenza, el ser menor, el temor a no ser creída y el miedo al agresor, por ese orden.

Precisamente, la desconfianza en la justicia y en las instituciones, conllevaban también a que muchas mujeres no acudan a los recursos disponibles en busca de ayuda.

El acoso reiterado no disminuye

La encuesta también ha preguntado por el acoso reiterado (Stalking). En este punto, 3 millones de mujeres ha afirmado haber sufrido algunos de estos episodios a lo largo de su vida; la mayoría por parte de un amigo o conocido (39,9%) y 21,3% por parte de su pareja o expareja masculina.

Las jóvenes sufren más violencias

Los datos también exponen que estas violencias las sufren más las jóvenes o que tienen una mayor concienciación para poder detectarla. De ese modo, el 71,2% de las mujeres de 16 a 24 años y el 68,3% de las mujeres de 25 a 34 años han sufrido algún tipo de violencia a lo largo de sus vidas frente al 42,1% de las que tienen 65 o más años.

También las mujeres con discapacidad igual o superior al 33% son más vulnerables, según el estudio. Las mujeres con discapacidad acreditada han sufrido violencia sexual fuera de la pareja a lo largo de sus vidas en mayor proporción –un 10,3%– que las mujeres sin discapacidad acreditada –un 6,2%–

Los menores, víctimas directas

Otro dato preocupante que arroja la macroencuesta es que más de medio millón de menores viven en hogares en los que existe violencia de género, siendo víctimas directas de esta problemática. El 89,6% de las mujeres que han sufrido violencia física, sexual o emocional de alguna pareja tenían menores en el momento en el que se produjo esa violencia. La infancia presenció o escuchó la violencia a su madre. Pero no solo eso, el 51,7% de las mujeres afirman que, además, sus propias hijas o hijos sufrieron también directamente esa violencia.

Para la ministra de igualdad, Irene Montero, estas cifras son un símbolo más de la desigualdad que existe en la sociedad. Y recalca: “es una brecha que nos atraviesa, que nos divide como sociedad”. Sin lugar a dudas, trabajar por eliminar las desigualdades de género que dan lugar a estas violencias es labor de toda la ciudadanía.


Jéssica Murillo, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*