La igualdad mejora la reputación de tu empresa

La igualdad mejora la reputación de tu empresa
24 febrero 2021 Laura L. Ruiz
La igualdad como reputación de empresa

No solo es una obligación legal en algunos aspectos, sino que los expertos destacan que las empresas que apuestan por la igualdad de género mejoran su reputación y valor.

RSC y buena imagen

Con la reciente implantación de los nuevos requisitos legales para hacer la igualdad una situación real se abren nuevas oportunidades para las empresas. No solamente es la ocasión de conocer cómo se puede hacer más equitativa la entidad gracias a los planes de igualdad, sino también para conocer la situación salarial y una posible brecha salarial en la plantilla

Más que nunca, las empresas están receptivas a lo que sus clientes y potenciales clientes opinan. Las preocupaciones sociales como la sostenibilidad, las motivaciones éticas y la igualdad de oportunidades están encima de la mesa a la hora de elegir una marca u otra. Por eso es fundamental demostrar que la compañía apuesta por que empleadas y empleados tengan las mismas condiciones, las mismas capacidades para llegar a promocionar y que es un buen lugar de trabajo en el sentido de la conciliación. 

Estrategia para la igualdad de género

La reputación de la empresas es una de las mejores líneas de actuación para la estrategia de venta y captación de nuestra entidad. Más que nunca, en este siglo, se debe responder a los cambios que existen en la sociedad, adecuándonos a las necesidades y ofreciendo la imagen de empresa con alma. Sobre todo teniendo en cuenta que cada vez más, la oferta en numerosos sectores, no para de crecer. 

Esta capacidad de elección hace que las empresas se tengan que esforzar más en incorporar en su propio ADN los valores hacia donde va la sociedad. No menos importante es que las acciones que hagamos para lograr estas metas tengan repercusión real en la comunicación externa e interna

El distintivo de igualdad

reputación de empresaAdemás de una buena campaña de comunicación que explique las razones y lo conseguido, hay otras herramientas para comunicar los compromisos con la equidad. Como los distintivos de igualdad. Se trata de una mención a nivel estatal o autonómico que sitúa la marca en el paradigma de lograr una sociedad mejor tanto para hombres como para mujeres

En concreto, el distintivo ‘Igualdad en la empresa’ (DIE) es una herramienta que desde 2010 otorga el Instituto de la Mujer y que una vez logrado tienen una vigencia de tres años.  Para lograrlo, es necesario un informe anual en el que se demuestren las acciones, medidas y actividades que se han llevado a cabo y que han tenido impacto real. La inclusión de las empresas en la llamada red DIE ya es un logro para la reputación empresarial. 

Conciliación, talento y reputación

Un reciente foro de la Subdirección General para la Igualdad en la Empresa con una docena de empresas de implantación en España ha marcado la guía para que la igualdad repercuta favorablemente en la reputación. En él, los grupos empresariales consultados recalcaron que la igualdad real entre hombres y mujeres era un criterio cada vez más demandado para proyectarse externamente y lograr el reconocimiento. 

Uno de los aspectos más señalados fue la de que la igualdad sirve para captar el talento. Desde Recursos Humanos se toman el reto de la igualdad como una forma de lograr satisfacción plena entre la plantilla. Si toda la plantilla ve que tiene las mismas oportunidades, se desarrolla un ambiente de vinculación con la empresa que muestran fuera del ámbito laboral. También están los aspectos de flexibilidad de horarios, la implantación del teletrabajo, los permisos relacionados con los cuidados y extras que pueda generar la empresa, como las guarderías. 

Lo laboral y lo profesional

Por eso, una de las principales bazas de las empresas es apostar por la conciliación. Manteniendo el foco en la igualdad en las condiciones organizativas y contemplando la vida personal de los empleados y empleadas, se logra una buena reputación de la entidad. Tal y como señalan, que la empresa tenga la reputación de ser un buen lugar para trabajar repercute en lo comercial. 

Además, en el foro, todas las entidades que participaron coincidieron en que los beneficios directos eran muchos: mejorar la imagen, llegar a más consumidores, captar en nuevos mercados, atraer a los mejores empleados y empleadas, fidelizar, etc. Por eso, es vital que desde la plantilla, hasta los clientes, pasando por los proveedores tengan conocimiento de nuestros esfuerzos.


Laura L. Ruiz, periodista experta en igualdad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*