La igualdad es rentable, la desigualdad no

La igualdad es rentable, la desigualdad no
10 octubre 2019 Jessica Murillo
Igualdad en las empresas

La igualdad es rentable, así lo demuestra los resultados del informe  ‘Women in business 2019: hace un avance real”. Las empresas más implicadas en políticas de igualdad generan más rentabilidad, a pesar de que son pocas las que apuestan por ello. El informe también apunta como positivo el aumento de las mujeres en los puestos directivos. En los últimos años, en España, ha alcanzado el 30%.

Mujer trabajadora

La rentabilidad de la igualdad

El dato es positivo, pero el resultado es aún escaso. A pesar de ello, la mayoría de las empresas rechazan implementar medidas de acción positiva. Las consideran injustas, claramente por una mala interpretación de lo que realmente son.

El Comité para la Igualdad entre Mujeres y Hombres del Consejo de Europa define las acciones positivas como el conjunto de “estrategias destinadas a establecer la igualdad de oportunidades, por medio de medidas que permitan contrarrestar o corregir aquellas discriminaciones que son el resultado de prácticas o sistemas sociales”. Lo mismo señala, en el artículo 11, la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo para la igualdad efectiva de mujeres y hombres.

Las políticas de acción positiva son indispensables para avanzar a una igualdad real. Además, numerosos estudios han demostrado que el mayor número de mujeres en los puestos de dirección consigue un 53% más de rentabilidad financiera.

Otros estudios apuntan a que un porcentaje importante de las mujeres considera que su principal barrera para ascender es el hecho de tener que demostrar el doble que los hombres por ser mujeres.

Maternidad

La maternidad como el gran freno para las mujeres

La maternidad es el otro gran obstáculo. Así lo sentencia la propia CEOE: “el 95,9% de las personas que han dejado de trabajar o han reducido su jornada laboral por cuidar en España, son mujeres”. Lo mismo asegura el estudio  ‘Women in business 2019: hace un avance real”: La maternidad representa el principal obstáculo que frenan a las mujeres en su desarrollo directivo, seguida muy de cerca por la falta de conciliación (47 %) y la cultura dominada por los hombres en el sector (47 %) y en su propia empresa (45 %).

En este contexto, se señala al trabajo flexible y al acceso igualitario a oportunidades como las medidas que más llevan a cabo las empresas para eliminar esos obstáculos en el mundo laboral.

La falta de corresponsabilidad y conciliación es evidente.  El Instituto Nacional de Estadística (INE) en el estudio “La vida de las mujeres y hombres en Europa” del año 2017, indica que, de promedio, el 92% de las mujeres se ocupan en Europa del cuidado y educación de sus hijas e hijos, porcentaje que en España llega al 95% mientras que en el caso de los hombres la media europea es de un 68%, igual que el porcentaje nacional. En cuanto a las tareas domésticas, el 79% de las mujeres en la Unión Europea realizan las tareas del hogar a diario (un 84% en España), en comparación con el 34% de los hombres (un 42% en España).

El suelo pegajoso también. Hablamos de suelo pegajoso cuando nos referimos a la interiorización del rol del cuidado y todo el entramado que las sigue posicionando en esas tareas. Les impide desarrollarse en otros ámbitos.

No obstante, la maternidad no solo es una barrera en los puestos de responsabilidad, también en el propio acceso al empleo. De hecho, aunque es ilegal, en las entrevistas de trabajo se sigue preguntando a las mujeres si tienen o tendrán hijos. Lo denuncia el documental “La Candidata”, una cámara oculta que muestra algunos ejemplos reales.

Documental "La Candidata"

El problema es que la pregunta se enfoca a producir una discriminación, ya que a los hombres no se les pregunta. La maternidad sigue siendo así una penalización y la paternidad un premio, pues se cree que los hombres se implican más que ellas, mientras que las mujeres se ausentarán más. Creencias que contrastan con la realidad.  Los datos indican que el absentismo en mujeres y en hombres es similar, aunque por causas diferentes. Ellas se ausentan por motivos familiares, ellos por gestiones administrativas.

A ello tenemos que sumar la brecha salarial. Los sueldos de las mujeres son menores por igual o por un trabajo del mismo valor.

¿Afectan todas estas desigualdades de género a los resultados de la empresa?

La respuesta es afirmativa. Estas organizaciones pierden talento, son menos productivas y pierden más dinero.

Las medidas y planes de igualdad en las empresas son necesarias para trabajar contra estas discriminaciones. Los beneficios son múltiples:

  • Ofrecen un mayor conocimiento de la organización
  • Ayuda a optimizar los Recursos Humanos
  • Mejora la gestión empresarial
  • Asegura el cumplimiento de la ley
  • Permite acceder a contratos públicos
  • Previene discriminaciones y sanciones
  • Consolida la buena imagen de la empresa
  • Aprovecha el talento y potencial de mujeres y hombres
  • Aumenta las posibilidades conseguir beneficios de las Administraciones Públicas, como el Distintivo de igualdad
  • Mejora el clima laboral y la motivación
  • Las plantillas que conviven con la igualdad, entienden desde sus comienzos que mujeres y hombres cuentan con las mismas oportunidades a la hora de acceder, participar y crecer dentro de sus empresas, trabajan, por tanto, con el convencimiento de que solo su esfuerzo y profesionalidad serán lo que determine su futuro. Dicho de otro modo, son más productivos.

¿Cómo se puede favorecer la igualdad en el ámbito de la empresa?

  • Formar a la platilla para evitar comportamientos sexistas y, además, sepan incorporar la perspectiva de género en su proceso de trabajo
  • Implementar medidas para prevenir, actuar y reparar el daño del acoso sexual
  • Llevar a cabo campañas de sensibilización a favor de la igualdad
  • Aplicar medidas de acción positiva
  • Instaurar medidas de conciliación corresponsables dirigidas a mujeres y a hombres
  • Diagnosticar la brecha salarial y llevar a cabo acciones para eliminarla

Jéssica Murillo, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione en este formulario de contacto, serán tratados por CONCILIA2 SOLUCIONES, S.L como responsable de esta web.

Finalidad del tratamiento de estos datos: Responder a las consultas planteadas y poder informarle sobre nuestros servicios.

Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y oposición a los datos en info@concilia2.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.