Un gesto contra la violencia machista

Un gesto contra la violencia machista
20 diciembre 2021 Laura L. Ruiz
El gesto #SignalForHelp

Una joven estadounidense pudo avisar de que estaba siendo secuestrada gracias a un sencillo gesto con la mano. Lo mismo que más recientemente una mujer en Moraleja, Cáceres.  El gesto contra la violencia machista, fomentado desde una fundación canadiense de mujeres, consiste en abrir la mano, cerrar el pulgar y bajar el resto de los dedos. Las personas que lo vean pueden alertar a las autoridades. 

#SignalForHelp

TikTok puede parecer una red social vacía de contenido. Se ha hecho muy famosa por permitir hacer videos cortos con música y hacer una coreografía. Pero también ha permitido conectar a muchas personas y propagar información útil mucho más allá de los límites virtuales de la red social. Una conexión que en esta ocasión ha logrado que una chica de 16 años pudiera ser rescatada de un secuestro y maltrato en Carolina del Norte, Estado Unidos. 

Se trata de un gesto fomentado por la Canadian Women´s Fundation, que está pensado para que las víctimas de malos tratos, violencia machista o acoso puedan dar aviso sobre ello. Se puede encontrar en las redes sociales bajo la etiqueta de #SignalForHelp. Un gesto que consiste en colocar la mano abierta enseñando la palma para, a continuación, doblar el dedo pulgar hacia dentro y bajar el resto de dedos hasta que el puño quede totalmente cerrado.

El gesto #SignalForHelp

Un gesto virtual y en el mundo real

En concreto, la joven hizo el gesto a través del espejo retrovisor del vehículo en el que estaba retenida y lo vio un hombre que estaba en el coche de atrás. Este reconoció el gesto, que había visto en Tik Tok, y no dudó en avisar a la policía. El secuestrador resultó ser un hombre de 61 años que la tenía retenida y quería trasladarla hasta Ohio, donde residía. Al ser detenido se supo que el secuestrador tenía pornografía infantil en su móvil. 

Después de conocer este caso se popularizó mucho más allá de TikTok y de América. Recientemente, una mujer  usó este gesto para pedir ayuda en un control de vehículos realizado por la Guardia Civil en Moraleja, Cáceres. Al recibir el alto, la mujer aprovechó que su marido no miraba para hacerlo. Un agente reconoció el gesto y le pidió bajarse del vehículo. Ahí detectaron que su marido, el conductor, la había amenazado y agredido los días antes. La víctimas viajaba con su hijo menor de edad. 

Mascarilla 19

Otros gestos y recursos también han logrado salvar vidas. Y sobre todo, hacerse sentir menos solas e invisibles a las víctimas. Es el ejemplo de Mascarilla 19. Durante el confinamiento, las mujeres maltratadas tenían incluso más difícil separarse de sus agresores y pedir ayudar. Por eso se puso en marcha la herramienta de que cuando una mujer pedía ‘mascarilla 19’ en una farmacia o comercio, los dependientes entendieran que esa mujer necesitaba ayuda. 

La iniciativa estaba pensada para cualquier víctima en una situación de riesgo o de peligro para su integridad física, psicológica y/o sexual, tanto en su entorno familiar más cercano como en la calle. Consciente de que, durante el Estado de Alarma y en su condición de recurso sanitario esencial, la farmacia constituye el punto más cercano en el que una víctima puede solicitar ayuda. Una iniciativa que aprovecha el potencial de la red de 22.102 farmacias en la lucha contra esta lacra social. Sobre todo en un momento en que las medidas de confinamiento agravaron los compartimentos violentos de los maltratadores.

016, el teléfono que salva vidas

Si hay un mecanismo que ha salvado vidas en España ha sido el 016. Un teléfono de ayuda a mujeres víctimas de malos tratos y también a su entorno que lleva 14 años en marcha. Desde entonces, se han recibido unas 950.000 llamadas, según los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Debido a los nuevos canales, además de la llamada clásica, también proporcionan ayuda con mensajes de WhatsApp y a través del correo electrónico. 

El problema que había surgido es que pese a no dejar registro en la factura, sí podía verlo el maltratador en el historial de llamadas. Por eso, desde hace ya varios años, las compañías de terminales de teléfono han implementado tanto en sus software como en los sistemas operativos la funcionalidad de que el 016 no quede registrado en el listado de llamadas

 


Laura L. Ruiz, periodista experta en igualdad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*