¡Viva la diversidad sexual, viva el Día del Orgullo!

¡Viva la diversidad sexual, viva el Día del Orgullo!
28 junio 2022 Laura L. Ruiz

Como cada 28 de junio se celebra el Día del Orgullo para reivindicar la diversidad sexual, la tolerancia y el respeto a los demás. Además de una campaña específica por parte del Ministerio de Igualdad, son muchas las reivindicaciones que se ponen en marcha estos días como la no discriminación laboral o la transfobia. 

Orgullo y memoria

El Día Internacional del Orgullo LGTBi+ se celebra cada 28 de junio desde 1970, fecha que marca el inicio del movimiento internacional por los derechos del colectivo. Se recuerda así los disturbios iniciados en el bar neoyorquino Stonewall, cuando se protestó contra las constantes redadas policiales. Siete años después, se llevaría a cabo en España la primera manifestación abierta que defendía los derechos del colectivo LGTBi+, en 1977 en Barcelona. Poco después, el 26 de junio de 1978, el Frente de Liberación Homosexual de Castilla (FLHOC) organiza la primera marcha en Madrid. Congrega a unas 10.000 personas que recorren la avenida Menéndez Pelayo. 

El objetivo de la conmemoración es reivindicar el orgullo de ser gay, lesbiana, transexual o bisexual. Ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, defendiendo el derecho de vivir nuestra sexualidad libremente. La bandera LGBTi+, popularizada desde 1978, es la versión de la bandera arcoíris más conocida, y simboliza la diversidad sexual de la comunidad. 

Por la diversidad sexual

En la línea de las celebraciones, el Ministerio de Igualdad ha puesto en marcha una campaña titulada ‘Diferentes es iguales’ para ensalzar la diversidad sexual. Se trata de mostrar las diferentes orientaciones sexuales e identidades de género «desde una perspectiva positiva y luminosa». «La diversidad sexual no es un juego en el que eliminamos lo que no nos gusta, una sociedad diversa e inclusiva nos hace iguales», explica el vídeo de la campaña. Este simula varias personas jugando al juego ‘Quién es quién’ que va descartando las fichas que no interesan. Igualdad destaca que se trata de la primera vez que un gobierno pone en marcha una campaña que vincula las diferentes orientaciones sexuales e identidades con riqueza ciudadana.

«Se ha contado con la colaboración de personas reales que se han representado tal y como son. El resultado muestra el arcoíris social y la belleza de la diversidad humana desde una perspectiva positiva y no victimista».

Va dirigida a la sociedad en general y su objetivo es acabar con los estereotipos y prejuicios que todavía perviven sobre las personas lesbianas, gais, bisexuales, trans, no binarias o intersexuales.

Orgullo también en el trabajo

Pese a que España es uno de los países con una legislación más garantista en cuanto a derechos sexuales, sigue habiendo discriminación por tener una orientación sexual diferente. El mercado laboral no es un escenario diferente.  Un análisis arroja que el 72% de las personas LGBT+ lo oculta o no se manifiesta como tal en el trabajo. Por qué para muchas personas reconocer su orientación o identidad sexual le supone una ruptura con su familia y entorno. Por qué el número de agresiones homófobas no termina de disminuir y por qué más del 60% de estas agresiones no se denuncian. Mucho por hacer en una polarización política donde para unos pocos la simple presencia y existencia del colectivo LGTBI les provoca ira y violencia.

Pero aún peor lo tienen las personas transexuales. En España, el 77% de las mujeres trans ha sufrido discriminación a la hora de buscar empleo, según una investigación realizada por la FRA (European Union Agency for Fundamental Rights). Hasta el 80% aumenta el porcentaje de un estudio de Médicos del Mundo en Cataluña. El informe también revela que el 34% de las personas trans que están trabajando ha sufrido discriminación en el entorno laboral. Fruto de los prejuicios, estereotipos, desinformación y sesgos inconscientes, el acceso al empleo es una de las mayores dificultades a las que se enfrentan las personas trans, para las que el mercado laboral ha estado prácticamente cerrado durante décadas. 

 


Laura L. Ruiz, periodista especializada en igualdad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*