Los derechos reproductivos de las mujeres, ¿en peligro?

Los derechos reproductivos de las mujeres, ¿en peligro?
1 junio 2021 Laura L. Ruiz
derechos reproductivos de las mujeres

El Parlamento Europeo advierte de que ha habido una “involución” en los derechos sexuales y reproductivos de las europeas. 

Derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en peligro

La Comisión sobre los Derechos de las Mujeres del Parlamento Europeo ha aprobado una resolución que advierte de una regresión en los derechos sexuales y reproductivos en la Unión. Se trata de un informe que el diputado croata Predrag Matic ha presentado para se aprobado en la comisión por 27 votos a favor, seis en contra y una abstención. En él pide vigilar que derechos consolidados como el de la interrupción voluntaria del embarazo, el de los métodos anticonceptivos o el de la educación sexual sigan protegidos. 

La moción aprobada explica que deben ser los sistemas sanitarios quienes velen por el acceso de las mujeres a la interrupción del embarazo voluntario sin coacciones, sin obstáculos y en las mismas condiciones que otras prestaciones médicas. También indica que debe hacerse gracias a “un presupuesto suficiente” y pone el foco en la educación sexual. Esta debe ser  “integral” y “científicamente correcta” para los alumnos y alumnas de primaria y secundaria. Algo que ya fue aprobado en una resolución anterior ante el retroceso en países como Polonia. “Es ahora más urgente que nunca”, advierte Matic.

derechos reproductivos de las mujeresPolonia, el epicentro de las leyes misóginas

No es de extrañar que desde las instituciones europeas se trate el tema, ya que la deriva conservadora y misógina en algunos países ha puesto en alerta a las organizaciones por derechos humanos. Mientras las mujeres de Malta luchan por conseguir su derecho en el único estado donde está vetado totalmente, las polacas luchan por mantenerlo. En el caso de Polonia, el actual gobierno intentó considerar inconstitucional que las mujeres decidieran interrumpir su embarazo. Incluso cuando por criterio médico se consideraba inviable el embrión o feto. Una situación que hizo que las mujeres, no solamente polacas, sino de toda Europa, pidieran a las instituciones comunes defender los derechos más básicos de las mujeres en este país

En otros lugares de Europa como Irlanda o Irlanda del Norte, las mujeres tampoco tienen la potestad de decidir qué ocurre con su cuerpo. El aborto en Irlanda del Norte solo es legal si la vida de la mujer está en riesgo debidamente acreditado. Esto hace que sean cientos de mujeres las que van hasta Inglaterra a abortar de manera segura. Lo mismo pasaba en Irlanda antes de octubre de 2019, cuando tras una movilización histórica -incluso de irlandesas expatriadas- lograron equiparar su legislación a la del resto de países Europeos. 

La desinformación y campañas anti derechos 

Movimientos ciudadanos como la plataforma openDemocracy lleva tiempo advirtiendo que la falta de educación sexual y las campañas de desinformación tienen consecuencias nefastas. De hecho, desde openDemocracy aseguran que se proporciona “deliberadamente” información insuficiente a mujeres de todo el mundo para impedir que accedan al aborto. En esta línea, los países de la UE deberán combatir la difusión de información errónea, discriminatoria y no segura. El objetivo es salvaguardar el derecho a que las personas tomen decisiones en relación con su salud “con conocimiento de causa”.

En España, desde Associació de Drets Sexuals i Reproductius o desde ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la interrupción del embarazo), se advierte de que son movimientos planificados. La vicepresidenta del Acai, Eva Rodríguez Armario, advierte que la presión ha aumentado los últimos años “pero esta vez organizado y con dinero, muchas veces público y formados desde EE UU”. Se refiere al aumento de personas protestando, increpando e insultando a las mujeres que pasen cerca de una clínica ginecológica donde se practiquen abortos. Algo que empeora con la objeción de conciencia de algunos médicos y la falta de elección del método en muchas comunidades autonómicas

España también retrocede en derechos

Hace ya tres años, un informe del Consejo de Europa cita a España como uno de los países del continente, junto a Hungría, en el que se aumentaba el retroceso. Indicaba que la oposición al derecho de las mujeres a decidir sobre su sexualidad y sus derechos reproductivos se está volviendo más fuerte y explícito. El documento alerta, además, de que la crisis económica y los recorte asociados a los presupuestos públicos están poniendo en peligro estos derechos en el continente.

47.000 mujeres muertas cada año

Según el Centro de Derechos Reproductivos, una mayoría (el 59 %) de las mujeres en edad reproductiva a nivel mundial viven en países que permiten el aborto, mientras que el 41 % vive en estados con leyes restrictivas. En cuanto a la educación sexual, está claro su alcance positivo para la salud de las mujeres y su futuro. La Organización Mundial de la Salud (OMS) de la ONU calculó que el uso de métodos anticonceptivos modernos en 2017 impidió 308 millones de embarazos no deseados.

La cifra más terrible es el de mujeres que han muerto abortando. Según un informe de Alianza por la Solidaridad, cada año, 44 millones de mujeres deciden terminar de forma voluntaria su embarazo y de ellas 47.000 mueren debido a abortos inseguros y otros cinco millones sufren lesiones graves. Solo en América Latina, las víctimas de abortos inseguros suponen un 24% del total de muertes relacionadas con el embarazo. Un índice que se dispara en África Subsahariana al 30-40%. Por su parte la OMS calcula que todos los años tienen lugar 25 millones de abortos inseguros, la gran mayoría de ellos en países en vías de desarrollo. De las leyes y los movimientos ciudadanos depende que las mujeres dejen de arriesgar su vida. 


Laura L. Ruiz, periodista experta en igualdad

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*