ARCO invisibiliza a las artistas

ARCO invisibiliza a las artistas
2 marzo 2020 Jessica Murillo

No es lo mismo ser hombre que mujer ni si quiera en la creatividad. Basta con ir a cualquier museo para darnos cuenta de que en la mayoría de las ocasiones las mujeres se encuentran representadas como musas, pero no como artistas.

Pocas mujeres en ARCO

ARCOUn ejemplo más de esta desigualdad se encuentra en la Feria ARCO celebrada del 26 de febrero al 1 de marzo en Madrid. Es una de las principales ferias de arte contemporáneo a nivel internacional. Este año ha celebrado el aumento de la participación de las artistas. Su presencia ha ascendido siete puntos con respecto a 2019. No obstante, aún no es suficiente.

El evento del mundo del arte con más reconocimiento en España invisibiliza, aún, a las artistas. En la presente edición, la participación femenina ha sido del 32%. Un porcentaje muy bajo. Sobre todo, si tenemos en cuenta que de ese 32% la mayoría son artistas internacionales. Apenas ha habido españolas. Ellas solo representan el 6%. Por ende, sigue sin ponerse en valor el trabajo de las artistas.

 

¿Qué supone una presencia tan escasa de mujeres?

El problema de todo ello no es solo la falta de oportunidades para ellas. Es que, además, la propia sociedad se pierde la visión que ellas tienen del mundo y cómo lo plasman en sus obras. Por lo tanto, nuestra mirada sobre el arte es parcial y sesgada. Solo vemos una única perspectiva: la masculina. Nos falta la otra mitad para tener la mirada completa.

Las mujeres como musas, pero no artistasarte

Históricamente las mujeres han estado presentes en la historia del arte. Incluso desde la Prehistoria. Así, es sabido que ellas realizaron la mayoría de las pinturas rupestres, así como las Venus. Su trabajo en el arte ha continuado desde entonces, pero, eso sí, siempre a la sombra.

La ausencia de mujeres como artistas no es nada nuevo. Durante siglos, su trabajo se ha visto ninguneado, ocultado e, incluso, usurpado. Años y años a la sombra de genios. Vistas como musas, pero nunca como genias. Un problema que aún arrastramos en nuestros días.

 

Las mujeres estudian más Bellas artes que los hombres

Los datos son tan llamativos como alarmantes. Sobre todo, porque en las enseñanzas artísticas la mayoría de estudiantes son mujeres. Es decir, hay más mujeres estudiando Bellas artes. Además, ellas sacan mejores notas. Sin embargo, muy pocas verán expuestos sus trabajos en las ferias de arte. Esto significa que existen criterios más allá de los objetivos para no dar visibilidad a sus creaciones.

bellas artes

Ya el pasado año, la artista visual Yolanda Domínguez dirigió la acción “Estamos aquí”. Un proyecto cuyo fin no era otro que convertirse en una llamada de atención para recordar que las artistas existen, aunque no se las ponga en valor. Consistía en un grupo de mujeres artistas que se pasearon por ARCO con el símbolo de ubicación de Google para denunciar la desigualdad en el sector por la falta de presencias de mujeres como artistas. Reclamaban su lugar.

Una cuestión de justicia social

En el mundo del arte, aún se sigue pensando que las mujeres no son rentables. De hecho, el arte producido por mujeres se vende un 50% más barato que el de los artistas varones. Según cuenta la artista Verónica Ruth Frías: “Los coleccionistas no nos han apoyado nunca, porque entienden que en algún momento seremos madres y desapareceremos. Pasa en todas las profesiones y, si queremos volver, nos cuesta mucho. Esto sigue siendo arte de hombres para hombres y así seguirá siendo hasta que el poder económico no pase a manos de las mujeres”.

Así, reconocer, valorar y respetar el trabajo creativo de las artistas es una cuestión de justicia social. Es necesario buscar iniciativas que apoyan el talento de las mujeres como una manera de compensar su invisibilidad en los museos y ferias de arte, pero también hacerlas presentes en esos mismos espacios que les han sido vetados. Una buena opción es establecer medidas de acción positiva. Estas son imprescindibles, porque de forma natural no se propicia la presencia de mujeres, a pesar de que sus obras sí tienen calidad. Asimismo, la dirección de las ferias y museos de arte debe estar comprometida con la igualdad. Mientras tanto, seguiremos reproduciendo la discriminación.


Jéssica Murillo, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione en este formulario de contacto, serán tratados por CONCILIA2 SOLUCIONES, S.L como responsable de esta web.

Finalidad del tratamiento de estos datos: Responder a las consultas planteadas y poder informarle sobre nuestros servicios.

Derechos: Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación, supresión y oposición a los datos en info@concilia2.es así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control.

Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.