Teletrabajo. ¿Nos dejas darte unos consejos?

Teletrabajo. ¿Nos dejas darte unos consejos?
27 Febrero 2014 Andrea - Concilia2

No es la primera vez que hablamos del teletrabajo en Concilia2. En El Teletrabajo: Una herramienta más para la conciliación os explicábamos la situación en España y las regulaciones legales existente, y en El Perfil del Teletrabajador y la Teletrabajadora os contamos que edad, formación y situación social, económica y laboral tienen aquellas personas que optan por este tipo de trabajo a distancia.

En el post de hoy, queremos que os dejéis aconsejar. Si os habéis decidido a ser teletrabajadores y teletrabajadoras, es conveniente seguir ciertas indicaciones para que seáis muy productivos en vuestro día a día, sin trabajar horas de más ni horas de menos, sin estrés y agobios.

9aba805cf8d808b69530315dca430f2e

Horarios y Objetivos. Una de las ventajas del teletrabajo es la flexibilidad horaria, que se adapte a las necesidades personales y de la familia. Aún así, es muy importante tener claro cuantas horas hay que trabajar y que objetivos diarios hay que alcanzar para ser productivos. Intentar establecer una rutina que nos permita tener las horas necesarias,con tranquilidad, para realizar el trabajo fijado, con los descansos necesarios.

La oficina en casa. El sofá no es muy buen lugar para trabajar. Aunque trabajar desde el sofá o desde el sillón sea un sueño para muchos trabajadores y trabajadoras, no es la mejor de las ideas si queremos ser productivos y terminar el trabajo fijado en el menor tiempo posible. Debemos procurar tener un rincón de la casa, con buena iluminación y con todo lo necesario para desempeñar nuestro trabajo. Es ideal que solo utilicemos este rincón para el trabajo, de esta manera asociaremos este lugar a la obligación y al deber, y nos concentraremos con mayor facilidad. El sofá, la cama, y demás rincones parecidos los dejamos para los momentos de ocio y descanso.

Concienciar a tu entorno. El teletrabajo aunque se realice en pijama (de esto hablaremos más adelante) y desde casa, no deja de ser trabajo. Por este motivo, es muy importante que tu familia y aquella gente con la que convives, tengan claro que cuando estás trabajando no es buen momento para interrumpirte con cosas que no sean necesarias. Es decir, lo que harían exactamente si estuvieras en una oficina.

No te aísles. Trabajar solo en casa sin el resto de tus compañeros de oficina, tiene sus pros y sus contras. Se gana en tranquilidad pero también podemos llegar a sentirnos solos, sin apoyo frente a los problemas que vayan surgiendo… Por eso, es muy importante crear vías de comunicación con tus compañeros en la oficina, con tus superiores, y demás a través del teléfono, servicios de mensajería instantánea, el correo electrónico.

Por último, el vestuario. Obviamente no es necesario ponerse traje, corbata y tacones para trabajar desde casa. Pero el extremo opuesto, trabajar en pijama o tal y como nos hemos levantado de la cama, tampoco es muy recomendable. Es el mismo caso que trabajar desde el sofá. Tu mente asocia el lugar o el vestuario a momentos de ocio y descanso, y esto puede resultar un obstáculo a la hora de concentrarse y rendir. Ropa cómoda, informal, pero que nos recuerde que estamos en el trabajo.

¿Algún teletrabajador o teletrabajadora en la sala? ¿Nos cuentas tu experiencia?

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*