Semana Mundial de la Lactancia Materna

Semana Mundial de la Lactancia Materna
8 Octubre 2015 Ana Olego

La Semana Mundial de la Lactancia Materna ha llegado a su fin. Ha sido una semana repleta de actos organizados y promovidos desde diferentes asociaciones, administraciones y entidades.

¿Por qué está celebración? Porque aunque modas y formas de vida contrarias a los intereses de los más pequeños invitan a alimentar al bebe con productos elaborados, la OMS (Organización Mundial de la Salud) afirma rotundamente que la lactancia natural es el mejor modo de proporcionar al recién nacido los nutrientes que necesita. Se recomienda como modo exclusivo de alimentación durante los 6 primeros meses de vida y hasta los 2 años —e incluso más— complementada con otros alimentos.

Sin título

Vídeo para celebrar la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014. Maire Lactancia Materna

La lactancia natural es beneficiosa para el bebé, la madre, la familia y la sociedad: promueve el desarrollo sensorial y cognitivo del bebé, lo protege de enfermedades infecciosas y crónicas y favorece su restablecimiento en caso de enfermedad; actúa como método anticonceptivo y disminuye el riesgo de cáncer de ovarios y de mama; incrementa los recursos de la familiar y del estado  y es una forma de alimentación que no genera residuos ni contaminación. Es gratis y siempre está disponible en optimas condiciones.

El lema de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015, “Amamantar y trabajar: ¡Hagamos que sea posible!”, hace referencia a las grandes dificultades que tienen las madres trabajadoras para alimentar a sus bebés. Por eso se insta a las empresa y a los compañeros y las compañeras de trabajo a facilitar la lactancia natural.

301260_202686606467961_575899670_n

¿Qué pueden hacer los empleadores?

  • En todo caso respetar  el permiso de maternidad retribuido.
  • Informar a la madre correctamente de los derechos que le corresponden.
  • Proporcionar a la madre un lugar adecuado y el tiempo para sacarse la leche.
  • Facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral: guarderías en los centros de trabajo, jornadas continuas, flexibilidad para fijar el horario de entrada y de salida del trabajo, ampliación del derecho básico de lactancia, posibilitar el teletrabajo, etc.

¿Qué pueden hacer los compañeros de trabajo?

  • Prestar apoyo a la madre, que necesita tiempo y flexibilidad para amamantar.
  • Acoger a las madres lactantes con tolerancia, comprensión y actitud positiva de aceptación.
  • Reconocer que los primeros meses de maternidad requieren especial atención al vínculo madre-bebe.

P1080565

Descarga un cartel y cuélgalo en el tablón de tu empresa, úsalo como fondo de escritorio, como perfil de WhatssApp o compártelo en facebook con tus amigas. Dile a todo el mundo quien eres: una mamá que amamanta. Si este año no has participado en alguna de las actividades, tranquila, ya queda menos para el año que viene; y si has participado en alguna ¡cuéntanos tu experiencia!

Foto: El sacaleches de nuestras abuelas (Lugo)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*