Receta de Navidad para una buena corresponsabilidad

Receta de Navidad para una buena corresponsabilidad
17 Diciembre 2015 Ana Olego
Familia corresponsable

Algunos de los temas de conversación más repetidos en estas fiestas giran en torno a cenas, comidas, dulces y recetas. Aquí os dejamos la nuestra, se trata de una receta para conseguir una deliciosa corresponsabilidad. ¡Esperamos que os guste!

Ingredientes

  • Un cónyuge, pareja de hecho o alguien a quien te una relación afectiva similar; puede ser de uno u otro sexo.
  • 1 ó más hijos/as biológicos, adoptados o en acogida.
  • 1 hogar: un piso, un apartamento, un adosado; es igual si es en alquiler o propiedad.
  • Un pellizco de responsabilidad.
  • Un vaso de ganas para tomar decisiones.
  • 1dl de capacidad para delegar en otras personas.
  • 2 tazas de creatividad.
  • 100 gramos de tiempo.
  • Un saco grande de amor “gran calidad”.
  • Un toque de buen humor.

     Además:

  • Se pueden añadir más personas, siempre que ostenten el sello de “corresponsables”.
  • Un bolígrafo, papel y un imán para la nevera.

Familia corresponsable

Elaboración

Primero se coge un papel en blanco y se realizan dos listas. En una de ellas se relacionan todas las tareas que hay que realizar para la celebración de la Nochebuena y el Día de Navidad; en la otra se menciona el nombre de las personas que conviven en familia.

En la lista de las tareas, y al lado de cada una de ellas, se especifica la fecha, lugar, hora y tiempo necesario para realizarlas.

En el listado de personas constarán los gustos, capacidades, habilidades y disponibilidad de fechas y horas para desempeñar trabajos que serán asignados.

Finalmente, en una hoja nueva dibujaremos una tabla. En la parte izquierda y de arriba a abajo colocaremos las actividades. En la parte superior y de izquierda a derecha escribiremos el lugar, tiempo y la fecha en la que habrán de realizarse. En la última columna, el nombre de la persona a la que se ha asignado cada trabajo.

Cuando hayamos finalizado el dibujo, convocaremos una reunión amistosa para comunicar el reparto de ocupaciones, alcanzar acuerdos, realizar las modificaciones que se propongan y establecer el cronograma final.

Cuando se haya alcanzado el consenso y todas las personas tengan claro cuáles son las funciones que tienen asignadas —cómo, cuándo, dónde, con quién y para qué deben de ser realizadas—; se colocará el cuadro en un lugar visible; por ejemplo, en la nevera.

    Tabla de corresponsabilidad

¡El resultado sorprenderá a todos! Se sentirán importantes y responsables en el buen resultado de la fiesta.

Se pueden establecer pequeñas recompensas durante este tiempo a quien cumplan con sus tareas y un premio al “Mejor Corresponsable Navidad 2015“.

imagen corresponsabilidad

La receta también se puede repetir, si se encuentran los ingredientes, en otras fiestas y épocas del año. Si la primera vez no resulta perfecto, se puede repetir el procedimiento hasta conseguir un resultado satisfactorio. El truco está en la constancia.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*