¿Quién cuida de mi madre?

¿Quién cuida de mi madre?
24 agosto 2015 Ana Olego

Si hace unos días planteábamos un problema tan central en lo que a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral se refiere como el cuidado de los menores, vamos a abordar ahora otro no menos importante: el cuidado de las personas mayores.

No son pocas las personas que seguramente en la última semana se han tenido que enfrentar a una nueva situación, el empeoramiento del estado de salud de alguno de los ascendientes o de los dos al mismo tiempo: el padre y/o la madre. Simplemente porque el paso del tiempo resta independencia y autonomía para el autocuidado y la toma de decisiones o por la presencia una enfermedad, finalmente habrá que tomar decisiones en torno a cómo se afronta el cuidado de nuestras madres y de nuestros padres.

f1

Parece ser que lo más deseable es el cuidado en su entorno habitual, por eso una de las soluciones a considerar será la contratación de personal doméstico o empleada/o del hogar. Ahora bien ¿dónde buscar a una empleada de hogar? Para buscar servicio doméstico con cualificación y experiencia profesional podemos utilizar diferentes vías, algunas de ellas son:
a. Solicitar los servicios de empresas que se dedican al cuidado de personas mayores.
b. Acudir a empresas que cuentan con bases de datos de profesionales de este sector.

Las diferencias entre la opción a) y la opción b) son importantes. En el primer caso es la propia empresa la que elige a la persona que cuidará de nuestro padre o madre y es ella la que paga a la cuidadora —no sabemos si un salario adecuado—. En el segundo caso somos nosotros directamente quienes realizamos el proceso de selección, contratamos directamente a la persona que nos ha parecido más idónea y le pagamos el salario que, conforme a las responsabilidades y funciones del puesto, comúnmente se acuerde sin intermediarios.

sillaypaisaje

Las agencia de contratación son “revendedoras” de los servicios que se prestan y, por tanto, el servicio podrá ser más caro y el salario de la empleada menor; hay que afrontar dos pagos, el que la empleadora realiza a la agencia y el que la agencia realiza a la empleada. Si optamos por recurrir a una empresa que nos facilite una base de datos, el pago del salario a la trabajadora se realiza directamente por nosotros, sin descuentos adicionales en el salario de la empleada. En el primer caso, empresas de servicios, son ellos los que negocian con la cuidadora las condiciones laborales (vacaciones, salarios, cotizaciones a la seguridad social, pagas extras, etc.); en el segundo caso las condiciones laborales de las cuidadoras se concretan por el consenso y trato directo entre empleadora y empleada sin terceros intervinientes.

Concilia2 dispone de una gran base de datos de profesionales cualificados y además presta un servicio de asesoramiento telefónico para realizar sin dificultad los trámites de contratación y alta en la seguridad social de tu empleado/a del hogar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*