Profesor particular. ¿Cómo y cuándo?

Profesor particular. ¿Cómo y cuándo?
4 Noviembre 2013 Andrea - Concilia2

Como padres, a veces nos puede saltar la duda de si nuestro hijo o hija necesita un profesor particular. La realidad es que un profesor particular o de refuerzo puede salvar la asignatura que peor lleva, y ayudarle a encaminar el curso, siempre y cuando sea el profesor o la profesora adecuada para el alumno o alumna, y se haya buscado este recurso a tiempo. A veces algunos padres olvidan que son profesores particulares y, aunque a veces lo parezca, no pueden hacer milagros.

¿En qué situaciones nos puede ayudar un profesor/a particular?

Para repasar una materia que resulte complicada, como por ejemplo inglés o matemáticas. El alumno o alumna lleva al día el resto de asignaturas pero presentan una cierta dificultad con una materia en concreto. En este caso, una hora y media o dos horas a la semana resulta suficientes, ya que la clase se centra exclusivamente en esa asignatura.

El alumno o alumna necesita ayuda en general y apoyo continuo para hacer los deberes. Si aparecen dificultades en general y en todas las asignaturas, debemos combinar la tarea del profesor particular con nuestro apoyo como padres. La motivación y la disciplina son muy importantes en estos casos. Lo ideal para estas situaciones es organizar clases de hora y media o dos horas varios días a la semana o de lunes a viernes, en las que el profesor o profesora, además de ayudarle a repasar conceptos y hacer deberes, le inculque costumbres como consultar la agenda, organizar el trabajo, etc.

Para aprender técnicas de estudio. El alumno o alumna están motivados e intentan llevar sus estudios al día, pero algo falla. En este caso, el profesor o profesora mientras repasan algunos conceptos, les enseñan técnicas de estudio como el esquema y resumen, subrayado… para que los alumnas vayan cogiendo más autonomía. Estas técnicas de estudio son esenciales especialmente de cara a cursos superiores como los últimos cursos de la ESO y Bachillerato.

Apoyo en casos de TDAH y otros trastornos del aprendizaje. La presencia de un profesor o profesora particular formado en este ámbito es muy importante, para ir dejando de lado las dificultades y forjar una buena base de conocimientos. La constancia es esencial.

No obstante, antes de contratar este recurso, es adecuado hablar con los profesores y tutores para que nos expliquen la situación del alumno. También es importante hablar con el propio alumno para preguntarle si necesita ayuda, y hacerle partícipe de esta actividad desde el principio.

profesor-particular-d

¿Dónde y cómo?

Estas clases particulares o de refuerzo pueden recibirse en las conocidas academias, donde se organizan grupos de unos 6 o 10 alumnos. Las clases reducidas de profesores particulares suelen darse en casa del profesor o en otro lugar, y son clases de 5 o 6 alumnos como máximo. Finalmente, la opción del profesor particular en casa, puede ser la más adecuada ya que las clases son individuales y personalizadas. El ritmo de la clase y el profesor se adaptan totalmente al ritmo y la agenda del alumno.

Por último, la cuestión que más dolor de cabeza nos puede dar… ¿Quién?

Al profesor o la profesora se le debe pedir un mínimo de experiencia. Debemos sentirnos libres de pedirle referencias de alumnos y alumnas anteriores para asegurarnos que es la persona adecuada. Respecto a la formación, lo ideal es que se hayan licenciado o estén a punto de hacerlo. En casos como el apoyo al TDAH, será necesario tanto experiencia como un mínimo de formación en técnicas que estimulen al alumno.

Encontrar el profesor o profesora particular adecuado puede empezar por el boca a boca, escuchando experiencias positivas de otros padres, en academias que ofrezcan estos servicios, o en páginas webs especializadas como el Servicio Doméstico de Concilia2.

1 Comentario

  1. Gabriel 4 meses hace

    Yo como padre estoy bastante contento con las nuevas tecnologías. utilizo la app SofíaSquare desde hace aproximadamente mes y medio, y estoy bastante satisfecho. Pone en contacto a alumnos (o padres de alumnos en mi caso) con una amplia lista de profesores.

    Es bastante intuitiva, seleccionas el grado de enseñanza (primaria, secundaria, bachillerato, universidad, o especial) seleccionas el jhorario y donde quieres dar la clase, y se te despliega un abanico de profesores (bastante buen nivel la mayoría), seleccionas el que más te guste, y listo. No te cobran nada, todo el dinero va para el profesor.

    Un saludo y buen post!

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*