Preparándonos para septiembre y la vuelta al cole.

Preparándonos para septiembre y la vuelta al cole.
22 agosto 2013 Andrea - Concilia2

Una de las bases para que una familia concilie la vida familiar, la personal, y la laboral es la previsión y la planificación. A solo un par de semanas de decirle adiós al verano, y volver a la rutina, la mejor opción para que la vuelta al cole y a las responsabilidades no nos pille por sorpresa, es empezar a pensar como organizarse este curso.

8413866641_d3a06672d4_o

Existen varias posibilidades a nuestro alcance para que esas horas entre que el niño o la niña sale del colegio y los padres vuelven a casa no supongan un problema. Las tres más habituales, además de la ayuda de abuelos y otros familiares, son las actividades extraescolares, los canguros, y los profesores particulares.

Actividades extraescolares. La mayoría de colegios e institutos tienen una variada oferta que incluye deporte, idiomas, teatro, ballet, música, refuerzo de materias, etc. Además de favorecer la conciliación, tienen otras ventajas interesantes y positivas. El niño o la niña que acude a estas actividades suele ampliar su círculo de amigos y conocidos, ya que se relaciona con otros alumnos y profesores fuera de su grupo de clase habitual. Se fomenta el interés y las habilidades en otras disciplinas del deporte y la cultura. En algunos casos, supone una buena oportunidad para reforzar las materias que le resulten más complicadas.

Hay que tener especial cuidado en no sobrecargar al niño o la niña con demasiadas actividades. Esto puede generar un estrés innecesario y, a la larga, perjudicial.

Canguros. En este blog, ya os hemos orientado acerca de la búsqueda de canguros que se adapten a nuestras necesidades y a la de los peques. En muchas ocasiones, la mejor opción es un canguro o cuidador o cuidadora con una amplia disponibilidad horaria para que pueda cubrir las “horas más difíciles”. Por ejemplo, que pueda venir a casa de 08:00 a 09:00 para vestir, darle el desayuno y acompañar al niño al colegio, y que luego lo recoja a la salida, acompañe a casa, ayuda en los deberes, merienda, etc. Este es un buen recurso para padres con horarios laborales muy extensos.

Profesores particulares. Los profesores particulares son muy positivos si el niño o niña le cuesta responsabilizarse el solo de sus deberes, y necesita un pequeño empujón o ayuda para llevarlos a cabo. El profesor o la profesora particular debe guiarle, motivarle, y explicarle aquellos conceptos que no se hayan quedado claros para que su rendimiento escolar no se resienta. Los y las profesores particulares son muy buena opción, principalmente, en casos en los que el niño o la niña presentan déficit de atención y otro tipo de dificultades.

Si queremos decantarnos por alguna de estas propuestas, es necesario ponerse a buscar al candidato o candidata ideal para que no haya sorpresas con el curso ya empezado. Concilia2 propone un servicio en su página web donde se pueden buscar este tipo de profesionales, y aquellas personas que quieran trabajar pueden buscar empleos de estos sectores. El servicio de Concilia2 abarca el cuidado de niños y de personas en situación de dependencia, la asistencia sanitaria, las clases particulares, el mantenimiento del hogar, etc.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*