Navidades igualitarias: ¿qué hay del reparto de tareas domésticas?

Navidades igualitarias: ¿qué hay del reparto de tareas domésticas?
29 diciembre 2017 Rosabel Rodríguez
Desequilibrios en el reparto de tareas domésticas, ¿también en Navidades?

Las tareas domésticas en Navidad, ¿cosa de ellas o de ellos?

Las Navidades son ese momento especial del año que brinda tantas oportunidades como uno quiera para disfrutar de familia y amigos. En muchos casos, esto se produce ante una buena mesa. Se despliega en Nochebuena, en Navidad, en Nochevieja y se traduce en más y más tareas domésticas.

Para quienes optan por reunirse en el hogar, estas fiestas son un momento propicio para celebrar. Pero lo son también para hacer un ejercicio de análisis, reflexión y cambio. ¿De qué va todo esto? Te estarás preguntando. Y de lo que va es de pararse un minuto, abrir los ojos y poner atención. ¿Quién hace las compras para que la familia al completo se coma las doce uvas o el clásico Roscón de Reyes?. ¿Sobre quién recayó la tarea de preparar la cena de Nochebuena?. ¿Y de recoger la mesa, fregar los platos, limpiar la cocina…?

La lista de tareas domésticas es inmensa y, en estas fechas, se ensancha. Así, ¿quién asume el peso de las mismas en tu casa, ella o él? Lo cierto es que no existen estadísticas específicas para este periodo del año. Sin embargo, todo apunta a que las Navidades son algo menos felices -o mucho más exigentes respecto a tareas del hogar- para la mujer. Los datos oficiales más recientes así lo indican. Te los contamos, si bien conocerlos es solo un paso. De ahí lo de aprovechar estos días en familia para observar, reflexionar y, como no, actuar. Si se detecta que el reparto de tareas domésticas no ha sido equitativo, ¿qué mejor momento para dar al traste con esta brecha -otra más- entre hombres y mujeres?

Desigualdad en el reparto de tareas

Si alguien albergaba alguna duda sobre la desigualdad en esta materia, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) las liquida. Según este organismo, más de 6 de cada 10 mujeres asumen en solitario las tareas domésticas.

La situación no solo deriva en una mayor dedicación de tiempo y esfuerzo por parte de la mujer. Genera además insatisfacción. Poco más de un tercio de las encuestadas aseguraron sentirse satisfechas con su relación en lo que al hogar se refiere.

Lo cierto es que no extraña. Según otra encuesta, esta del Instituto Nacional de Estadística, las mujeres dedicaban dos horas y cuarto más que los hombres a las tareas del hogar en 2010.

Aunque el estudio es antiguo, merece la pena recordar que más del 92% de las mujeres se ocupaban de estos trabajos. Lo hacían, además, durante un promedio de 4 horas y 25 minutos al día. Por su parte, un 74’4% de los hombres asumían estas labores, durante menos de dos horas y media diarias.  La desigualdad está servida. Esta repercute además en otros ámbitos, como  el de la igualdad en el empleo. El mayor peso que adquiere entre las mujeres la responsabilidad en el hogar dificulta el acceso al mercado laboral y las posibilidades de promoción profesional, entre otros aspectos.

Pese a todo, este estudio del INE dejó un dato positivo. En siete años, la distancia entre el tiempo que hombres y mujeres dedicaban al trabajo doméstico se había recortado en 45 minutos. No obstante, queda por hacer.

“Las tareas domésticas, para ellas”

Eso de que ‘las tareas de la casa para ellas’ no lo decimos nosotros. Lo sostienen, todavía hoy, más de 4 de cada 10 ciudadanos de la Unión Europea. Así lo evidenció el eurobarómetro publicado en noviembre de 2017. Entre los datos más destacados que dejó, ese. Un 44% de europeos ve el cuidado de la vivienda y de la familia como el papel clave de la mujer. El dato, insistimos, es de finales de 2017, no de décadas atrás.

En sintonía con esa visión, casi el mismo porcentaje de ciudadanos cree que el rol más destacado de los hombres es el clásico -y tópico- ‘llevar dinero a la casa’.

Tratando de mirar la botella medio llena, el eurobarómetro reveló que los encuestados son conscientes de que esta situación es inadmisible. Al hilo, más del 80% de los europeos admitieron que los hombres tienen el deber de asumir en igualdad las responsabilidades del hogar. Así, la consciencia de que ahí hay una brecha a salvar existe. Por ello, de vuelta a las Navidades, ¿por qué no aprovecharlas para disfrutar pero, también, para dar pasos que avancen definitivamente hacia la igualdad, también en este ámbito?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*