#MeToo o cómo viralizar las denuncias contra el acoso machista

#MeToo o cómo viralizar las denuncias contra el acoso machista
30 octubre 2017 Elena Ariño Lecina
#MeToo

A poco que te muevas en redes sociales, seguro que has visto el hashtag #MeToo. Lo que probablemente no sepas muy bien qué significa ni de dónde viene. Ni tampoco lo importante que está siendo para dar visibilidad a las denuncias por abuso y acoso machista en el ámbito profesisnal. Echemos un vistazo a la trayectoria y el porqué de la relevancia de este hashtag en la actualidad.

¿Qué es #MeToo?

Aunque hoy el medio donde tome presencia #metoo sean las redes sociales, su nacimiento nada tiene que ver con ellas.  Tarana Burke es una activista americana que trabaja como educadora en pro de las comunidades subrepresentada en la sociedad de Estados Unidos. En algunas de las actividades que llevaba a cabo se promovía que los/as jóvenes contaran sus historias y vivencias, a modo de terapia de grupo. Pero tuvo una demanda a nivel particular. Heaven (nombre ficticio) le contó cómo su padrastro había abusado de ella siendo niña. La expresión de su cara y su profundo dolor al relatar sus vivencias la dejó paralizada, en shock. Cuando pudo recomponerse, Heaven había vuelto a ponerse su máscara y a “estar normal”. Y Tarana no había podido reconfortarla con un simple “yo también” (me too).

La profunda tristeza e impotencia de la experiencia le dio fuerzas para poner en marcha el movimiento METOO. Este movimiento está centrado en empoderar a mujeres jóvenes que han sufrido algún tipo de abuso, ataque o explotación sexual. Empoderarlas a través de la empatía, la conexión y la educación. Su lema, We want to turn victims into survivors and survivors into thrivers (Queremos convertir víctimas en supervivientes y supervivientes en luchadores) es toda una declaración de intenciones.

Este movimiento, nacido a finales de los 90, se ha convertido en todo un referente. A través de la ONG Just Be Inc. se busca, entre otras cosas, denunciar y visibilizar esos abusos y ataques machistas, tan generalizados pero a la vez tan silenciados por miedo, vergüenza y culpa.

La (triste) causa de la reactivación de #MeToo

Recientemente se ha convertido MeToo en el hashtag mundical contra el acoso sexual. La publicación del artículo Harvey Weinstein Paid Off Sexual Harassment Accusers for Decades en The New York Times el 5 de octubre dio el pistoletazo de salida. Esta publicación sacó a la luz una serie de abusos por parte de este productor. Posteriormente, la denuncia de Rose McGowan contra Harvey Weinstein, acabó de dar visibilidad. Lo que no se esperaba fue lo que se produjo posteriormente.

Actrices de todo Hollywood fueron alzando sus voces como víctimas de acoso sexual. De manera paulatina, han ido apareciendo testimonios de mujeres que han sufrido el acoso, asalto e incluso violación por parte de este productor. Hasta ese momento, uno de los más respetados de todo el americano. Y no sólo Weinstein, también el director James Toback ha sido acusado como acosador y agresor sexual.

Y llegó Alyssa Milano que hizo del hashtag #MeToo el nexo de unión de todas las mujeres víctimas de acoso o abuso sexual a nivel mundial. Con su tweet consiguió viralizar y dar visibilidad al movimiento de Tarana Burke.  Y también a la gran fuerza que pueden tener las mujeres cuando luchan juntas.

Las denuncias se siguen produciendo, pero se sigue dando visibilidad. El mundo de la cultura cinematográfica, teñido por el velo del lujo y la felicidad, esconde un trasfondo escabroso. La cosificación y la sexualización de la mujer existe en muchos de los ámbitos de la vida. El acoso laboral está presente en todos los sectores profesionales, y la primera piedra para luchar contra él es darle visibilidad. Por eso #MeToo es un hashtag necesario.

 

 

Imagen https://pixabay.com/es/metoo-mujeres-acoso-sexual-mujer-2859980/

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*