Medidas para fomentar la conciliación laboral

Medidas para fomentar la conciliación laboral
13 julio 2017 Pedro González Núñez
Medidas para fomentar la conciliación laboral

En la actualidad España va con mucho retraso en la aplicación de medidas para fomentar la conciliación laboral en los trabajadores. Pero esto es un error, pues realmente es más sencillo de lo que parece y mucho más productivo.

En este momento, el sistema está planteado de tal manera que resulta muy complejo poder compaginar la carrera laboral de manera plena con la maternidad y/o paternidad. En parte por las barreras externas que imponen las empresas y el estado. Pero también por las barreras de carácter interno que existen dentro del hogar y las impuestas por las mismas mujeres.

 

Medidas para fomentar la conciliación laboral

Medidas para fomentar la conciliación laboral

 

Pero está demostrado que esto es un error muy grave. De hecho, afecta la estabilidad de la persona, haciendo que sea más improductiva debido al cansancio, al estrés y a que le resulta imposible centrarse. En países como Suecia se ha demostrado de sobra que la productividad no va unida a los horarios y si a una buena conciliación.

Existen soluciones y algunas se pueden aplicar desde ya. Vamos a verlas.

Medidas para fomentar la conciliación laboral en la actualidad

Corresponsabilidad

Aplicar en casa un reparto equitativo de las tareas tanto familiares como domésticas es una prioridad en los hogares que en España no se cumple. De hecho, ni siquiera hemos interiorizado tal concepto. Debemos educar a la sociedad y concienciarla, en especial a las nuevas generaciones, en la corresponsabilidad en el hogar es fundamental. La casa y sus tareas son responsabilidad de toda la familia.

Jornadas flexibles y trabajo por objetivos

Debemos desterrar de una vez por todas el concepto erróneo de que un trabajador es más productivo cuantas más horas está en el trabajo. Esto no es cierto. La atención y la productividad se mantienen durante unas horas. Sin embargo, no se pueden mantener durante jornadas maratonianas, puesto que no somos robots. En cambio, sí que se producen picos y los horarios flexibles sirven para aprovecharlos. Por tanto, se logran más y mejores objetivos y mayor productividad. De esta manera, tanto la madre como el padre, como aquellos trabajadores que no tengan hijos, dispondrán de tiempo libre para ellos y su familia. Estarán más relajados, más centrados y, en las horas de trabajo, sacarán lo mejor de sí mismos y las dedicarán plenamente a trabajar y a dar lo mejor que tienen.

Cambiar las reglas del juego

La generación actual está engañada. Se ha creído que la igualdad y la conciliación consisten en llevar un ritmo diario vertiginoso, trabajando muchas horas, comiendo rapidísimo, durmiendo poco, sintiéndose culpable y frustrados porque no pueden llegar a todo. No podemos sobresalir en nuestra carrera y dedicar tiempo a nuestra familia y a nosotros, y viceversa. Esto debe cambiar desde hoy mismo. No somos súper héroes. Debemos cuidarnos, cuidar a los nuestros y a nuestro trabajo. Esa debe ser la nueva realidad.

Estas medidas para fomentar la conciliación laboral son básicas. Solo así lograremos un tejido más flexible, pleno, feliz y productivo.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*