Medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, sí. Pero cómo y cuáles.

Medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, sí. Pero cómo y cuáles.
9 Febrero 2017 Ana Olego
políticas sociales

Como entidad experta en medidas de conciliación de la vida laboral y familiar, Concilia2 fue invitada a participar el pasado lunes en la Sala de Tuits sobre “Políticas Sociales” organizada por el Partido Popular (PP) en Madrid.

Objetivos, contenidos y asistentes

Los objetivos de la reunión, en formato charla-debate, fueron:

  1. Tratar de conocer la opinión y escuchar a las entidades y organizaciones invitadas.
  2. Aportar ideas a los diferentes asuntos que integran el paquete de las denominadas “Políticas Sociales”.
  3. Poner en valor las acciones reconocidas por el PP como favorecedoras del empleo, la defensa de la familia y la protección social; así como los aspectos jurídicos y económicos que las rodean.

Se trataron temas de considerable relieve: gestación subrogada, atención a la situaciones de dependencia, ciberbullling, maternidad, paternidad, conciliación de la vida laboral y familiar, violencia de género, violencia sobre las personas mayores, las pensiones, la familia o dificultades de los colectivos LGTB,  entre otras cuestiones.

 

Medidas de conciliación de la vida laboral y familiar

Entidades y asociaciones pudieron también plantear preguntas o realizar sugerencias a través del hangstag #ponenciasocial.

Además de Concilia2, asistieron al debate: ARHOE, Foro de la Familia, #Mamiconcilia, la Asociación Madrileña de Atención a la Dependnecia (AMADE), #malasmadres, #mujeresenigualdad, entre otras entre otras. El ponente principal fue Javier Maroto, Vicesecretario General del PP y Diputado en el Congreso, que será quién defienda la Ponencia Social en el 18 Congreso Nacional del PP que recoge la dirección del trabajo en Política Social del PP para los próximos años.

Medidas de conciliación de la vida laboral y familiar: consensos y discrepancias.

Existió acuerdo unánime en cuanto a la necesidad de impulsar la conciliación de la vida laboral y familiar; uno de los grandes retos del siglo XXI. También lo hubo a la hora de relacionar la eficacia de las medidas de conciliación con el éxito en otros asuntos de vital importancia: educación de los menores, atención a las personas mayores, calidad del empleo, igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, fomento de la natalidad, garantía de las pensiones de jubilación, productividad de las empresas, etc. Pero también se planteó la necesidad de concretar más las medidas.

Las opiniones se multiplican cuando la teoría hay que llevarla a la práctica: ¿quién concilia?¿cómo?¿con qué medios?¿quién debe asumir el coste?. Existen otros debates más profundos que deberían dar respuesta a otras preguntas y aquí, las diferencias son mayores. Planeamos aquí algunas cuestiones que, por falta de tiempo (a pesar de que la duración de la reunión se extendió a 3 horas), no pudieron tratarse en esta Ponencia Social:

  • ¿qué es la familia?¿cuáles son sus funciones?¿qué necesidades debe satisfacer?¿qué papel deben ocupar las mujeres dentro de la familia?
  • ¿qué protagonismo tienen las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar en la agenda política?¿es correcta su asignación presupuestaria para los objetivos que se pretenden?
  • ¿qué significa “ser padre”?¿es lo mismo “ser padre” que “ser madre”?
  • ¿todas las medidas de conciliación favorecen la corresponsabilidad?¿en qué grado?
  • ¿cuál es el papel del Estado?¿cuáles las obligaciones de las empresas?¿y las Comunidades Autónomas?
  • ¿cómo se garantiza el cumplimiento de las medidas de conciliación en las empresas?¿cómo se evalúa su eficacia?
  • ¿quién debe de asumir el coste de la conciliación?¿las empresas, el estado, las personas o las familias?
  • si la familia viene a complementar los servicios del Estado de Bienestar —o al revés— ¿es imprescindible integrarse en una familia para ser un ciudadano con plenos derechos?
  • ¿el control o fomento de la natalidad es una cuestión de Estado?¿qué papel deben de desempeñar las mujeres (sus cuerpos)?¿debe permitir o regular el estado otras formas de maternidad y paternidad diferentes al parto natural y la adopción?¿puede ser la inmigración parte de la solución a los problemas demográficos europeos?

 

Medidas de conciliación de la vida laboral y familiar

Las propuestas de Concilia2 sobre Conciliación

Desde Concilia2 creemos que resulta imprescindible:

  1. Aplicar las medidas de conciliación de la vida laboral y familiar en el marco de un Plan de Igualdad de empresa. Aplicar medidas de conciliación aisladas puede ser origen de mayor desigualdad. Conciliar no es incrementar el periodo de tiempo en qué las mujeres pueden reducir la jornada por cuidado de menor.
  2. Diseñar medidas de conciliación, dentro del Plan de Igualdad de la empresa, específicas para cada centro de trabajo. Abrir una guardería en un polígono industrial puede ser muy efectivo, hacerlo en el centro de la cuidad, donde ya existe ese servicio, no tendría sentido.
  3. Convocar ayudas y subvenciones para la realización de Planes de Igualdad porque las empresas deben de facilitar la conciliación, pero no entienden que conseguir la igualdad o aplicar las medidas de conciliación tengan que suponer un coste exclusivo para ellas. Las ayudas no sólo tienen que ser económicas a fondo perdido; priorizar en la contratación pública a quienes tengan plan de igualdad y apliquen medidas de conciliación es una muy buena opción. Llegados a este punto, no podemos olvidar que el pasado año el Gobierno suspendió las ayudas para la puesta en marcha de planes de igualdad en pymes y, junto a estas, las ayudas para impulsar la igualdad salarial y las dirigidas a universidades para celebrar charlas y becar al alumnado para posgrados sobre igualdad. Las tres líneas de ayuda fueron suspendidas “por la imposibilidad material de continuarlo por causas sobrevenidas”. Debemos recordar que las empresas, según la Ley de Igualdad aprobada en 2007, deben impulsar “acciones en temáticas como acceso al empleo de las mujeres,  igualdad en las condiciones de trabajo, promoción profesional y formación, ordenación del tiempo de trabajo, prevención y actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo o el uso no discriminatorio del lenguaje, la comunicación y la publicidad” pero, por otra parte, el Gobierno “establecerá medidas de fomento, especialmente dirigidas a las pequeñas y las medianas empresas, que incluirán el apoyo técnico necesario” para “impulsar la adopción voluntaria de planes de igualdad”.
  4. Implantar medidas de conciliación que fomenten la corresponsabilidad. En otro caso las medidas de conciliación sólo consiguen incrementar la desigualdad entre mujeres y hombres, perpetuando a las mujeres en el rol tradicional de cuidadoras.
  5. Permisos iguales e intransferibles para madres y padres. Ambos tienen derecho a tener las mismas oportunidades de cuidar de sus hijos/as. Los menores tienen derecho a pasar tiempo y ser cuidados por ambos progenitores. Esta medida es totalmente necesaria para conseguir corresponsabilidad y evitar discriminación en la contratación de mujeres.

Y ahora ¡a trabajar por la conciliación y la igualdad!

 

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*