¡Mamá, quiero ser bombera!

¡Mamá, quiero ser bombera!
7 Abril 2016 Ana Olego
bombera

No todas las niñas quieren ser artista como Concha Velasco, algunas —¡échense las manos a la cabeza!— quieren ser bomberas.

En el año 1985 —hace ya 31 años— Esperanza Vicente Alguacil (1) se convertía en la primera bombera del Ayuntamiento de Madrid. Parece ser que era la primera mujer Oficial en Europa en un Departamento de Extinción de Incendios. Nuestra compañera Celia Zafra, 28 años más tarde, escribía un artículo en este blog que titulaba: “Bomberos y bomberas: ¿igualdad o discriminación?”. Ha pasado el tiempo y la polémica continua. Se avanza ¡pero tan despacio! No obstante, las noticias de ahora son positivas. La semana pasada la prensa publicaba una noticia sobre la primera mujer bombera en Albacete.

bombera

Algunas mujeres quieren ser artistas, otras quieren ser bomberas

¿Porque Gema García es bombera?

Solo 27 personas consiguieron llegar a las pruebas finales, Gema García Cano (2) fue una de ellas. Los 26 restantes eran hombres. Obtuvo la puntuación máxima en la prueba de conducción de camión y quedó entre las 12 primeras en los ejercicios físicos. Son unas oposiciones muy competitivas con una dureza que ha frenado el acceso de las mujeres. La llegada de García Cano al cuerpo de bomberos y de bomberas se debe a que el Ayuntamiento de Albacete ha creado un baremo específico para mujeres y la Diputación ha seguido sus pasos cumpliendo con la Ley 12/2010 de Igualdad entre Mujeres y Hombres de Castilla-La Mancha (3) y con el Plan de Igualdad de la Diputación.

La forma física 10 años después de aprobar la oposición

Una cuestión que queda sin resolver es cuál es el nivel de exigencia de forma física de un hombre-bombero una vez que aprueba las oposiciones y tiene la plaza en propiedad. ¿Es posible que 10 años después alguna de sus compañeras de oposición, que no consiguió plaza, se encuentre en mejor estado físico que el bombero ocupado?

Dificultar indirectamente el acceso de las mujeres a estos puestos de trabajo no sólo les priva de un salario, sino también de pensiones de jubilación y masculiniza un sector laboral con otras consecuencias poco deseables. Te lo contamos con un ejemplo. ¡continua leyendo!  😯

Las mujeres limpiadoras de los Parques de Bomberos

Lo que si hay en el Parque de Bomberos son mujeres-limpiadoras porque a estos trabajos sí se permite acceder a las mujeres sin ningún tipo de trabas. Más del 90% de las personas que trabajan en limpieza de interiores son mujeres —la última categoría profesional en cualquier convenio colectivo—. Y para explicarnos mejor, un caso real…

En un Ayuntamiento, da igual cuál, trabajan una mujer y un hombre. Ella en el servicio de limpieza de interiores con destino el Parque de Bomberos; él como conductor de un camión de basuras en la limpieza viaria. El salario que cobra el hombre-conductor es superior al que cobra la mujer-limpiadora, pero también lo son otras condiciones laborales. El hombre puede regresar a su casa cuando acaba su trabajo e independientemente del tiempo que le haya llevado realizarlo. Ella debe cumplir una jornada laboral de más de 7 horas. Él cobra plus de nocturnidad, ella no.

Entre las funciones de la mujer-limpiadora se encuentran las de limpieza de las zonas de descanso y vestuarios de los hombres-bomberos. Mientras ellos permanecen tumbados, salen de la ducha, leen revistas en locales redecorados con escaso gusto que ensalzan en las paredes, y a la vista del más miope, las zonas más voluminosas de la anatomía de algunas mujeres, la mujer-limpiadora pasa la fregona. En ocasiones algún hombre-bombero, el más alegre y simpático, se permite hacer chistes a la mujer-limpiadora del corte y gusto del decorado.

¿Cómo crees que se siente la mujer-limpiadora?¿Te gustaría estar en su lugar?

bombera

“Bombera” no es un disfraz sexy, es una profesión para las mujeres

… Otras profesiones, tampoco.

La situación descrita en los párrafos anteriores se reproduce en otros sectores; por ejemplo: Agentes de Medio Ambiente. Algunas Comunidades Autónomas como la de Murcia hace ya años que establecieron distintos baremos para mujeres y hombres; otras como la Comunidad de Castilla y León, y a pesar de leyes de igualdad y de reclamaciones de quienes se sintieron discriminadas, son reticentes al cambio.

La fuerza de las mujeres

La fuerza física de las mujeres cuando se mide con la de los hombres y para acceder a los puestos de trabajo o sectores masculinizados, ocupados mayoritariamente por hombres, limitan su acceso. En cambio cuando se trata de que las mujeres utilicen esta fuerza para ocupar puestos de trabajo más precarios, con peores condiciones laborales y menos visibilización social estas barreras desaparecen. ¿O acaso no tienen que tener fuerza las Auxiliares de Geriatría o Empleadas de Hogar para movilizar a las personas encamadas con enfermedades terminales? Y ¿por qué estas no reciben condecoraciones y premios por salvar vidas?

mujer bombera

¡Felicidades a Gema!

Te deseamos una larga carrera profesional, que no encuentres trabas para promocionarte a puestos de mayor responsabilidad y que pronto tengas más compañeras y no sólo en Albacete.

Es inevitable pensar ¿cómo será el artículo que escribiremos dentro de otros 30 años?¿cuál será la noticia?¿cómo la redactarán los medios de comunicación?

(1). Informa la noticia que su estado civil era el de “casada”, no entendemos que importancia tiene eso para ser bombera ¿Si la noticia hubiera hecho referencia a un hombre también se habría comentado su estado civil?.

(2).No se entiende porque la noticia presenta a la bombera y al Jefe de Bomberos con nombre y apellidos y posteriormente la primera pierde los apellidos (pasa a ser simplemente “Gema”) y el hombre pierde el nombre pero no el apellidos (pasa a ser “Cuevas”). Lo mismo ocurre con  el Jefe del Sepei, José Ferrer, que pierde el nombre pero conserva el apellido.

(3). Ley 12/2010 de Igualdad entre Hombres y Mujeres de Castilla-La Mancha se denomina Ley 12/2010 de Igualdad entre Mujeres y Hombres de Castilla-La Mancha. La redacción intercambia el orden y cita primero a los hombres de forma incorrecta.

5 Comentarios

  1. Carla 1 año hace

    Es un buen artículo, se podría estar en el momento de revisar todos esos puestos de trabajo , que aunque aparentemente no son tan peligrosos, si que causan patologías crónicas que pueden ser bastantes perjudiciales a medio plazo, con lo que habría que buscar fórmulas económicas y de tiempos de trabajo que permitieran una mejor calidad de vida y salarios más altos.

  2. Maria 1 año hace

    Estoy de acuerdo en todo pero no en que las pruebas fisicas sean diferentes para hombres y mujeres, si tienen que salvar a una persona de un incendio y arrastrarvun peso de 80 kg tendran que ser capaces de hacerlo igual que un hombre, sino el servicio pierde efectividad.

  3. Autor
    Ana Olego 1 año hace

    Muchas gracias por tu comentario. Recibe un cordial saludo de Concilia2

  4. Autor
    Ana Olego 1 año hace

    Muchas gracias por tu contestación. La cuestión es ¿un hombre bombero puede cargar con un hombre de 80Kg?¿durante cuánto tiempo?¿en qué condiciones?¿durante qué trayecto?¿cuál es la forma física de los bomberos tras 10 años en el oficio? Seguiremos indagando. Hasta pronto.

  5. Autor
    olegoana 1 año hace

    El PP ve “discriminación” en la bolsa de empleo para socorristas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*