Lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género

Lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género
31 enero 2018 Pedro González Núñez
Lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género

La semana pasada se celebró la asamblea anual del Foro Económico Mundial, también conocido como Foro de Davos. En ella se reúnen los principales líderes a nivel mundial. Políticas/os, empresarias/os, profesionales y periodistas de gran relevancia internacional analizan los principales problemas que asolan al mundo actual y buscan soluciones. Una de las conferencias ha versado precisamente sobre lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género.

Anne-Birgitte Albrectsen, Chief Excecutive Officer de la ONG Plan International ha sido la encargada de esta interesante ponencia cuyos puntos principales resumimos. La vamos a enfocar desde el punto de vista europeo, que es el que afecta a España directamente.

Qué es lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género

Para saber cómo paliar los estereotipos de género, necesitamos conocer primero cuál es la problemática actual del mismo.

Problemática de los países europeos

Normalmente creemos que, en la parte occidental del mundo, se ha logrado la igualdad de género. Esto es debido a que algunos de los países más ricos están liderados por mujeres. Pero la mayor parte de directores/as ejecutivos/as consideran prioritaria la diversidad de género en las compañías. Hoy día incluso hay más mujeres con licenciaturas que hombres.

Pero la realidad es que no hay ningún país en el mundo que tenga una igualdad de género real. Y lo peor es que tampoco la van a alcanzar durante la próxima década.

Países considerados como los que presentan mayor igualdad de género, no solo a nivel europeo sino a nivel mundial, tienen políticas y leyes para evitar la discriminación realmente buenas. También poseen una elevada participación de las mujeres en el mundo laboral.

Lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género

En países como Alemania, Noruega, Suiza, Bélgica, Suecia o Dinamarca se pueden apreciar comportamientos y actitudes que resultan nocivas para mujeres y niñas. Veamos algunos ejemplos.

Alemania

Un porcentaje nada desdeñable de hombres alemanes, una quinta parte, considera que en el caso de que haya menos empleo, los hombres tienen más derecho a tener un puesto de trabajo que una mujer. Esto se traduce también en que un gran porcentaje de varones en Alemania ejercerán la desigualdad en los procesos de selección y educación femenina.

Bélgica

En el caso de este país considerado como el segundo a nivel mundial en igualdad de género, se cree que el cuidado de la familia y las tareas domésticas son responsabilidad de las mujeres de manera exclusiva. Y las estadísticas así lo confirman. El 81% de las mujeres belgas realizan diariamente las tareas del hogar frente al 33% de los hombres.

Finlandia

En este país tan solo un 23% de mujeres son estudiantes de STEM.

Suecia

Los cargos ostentados por mujeres en STEM, tecnología de la información y telecomunicaciones, representan únicamente un porcentaje inferior a la cuarta parte.

Soluciones para acabar con los estereotipos de género

Igualdad labores domésticas

Las empresas y los gobiernos deben ser conscientes de que si las mujeres dedican una gran parte de su tiempo a realizar labores domésticas no remuneradas, es talento que se desperdicia. Ello supone un enorme coste financiero para la sociedad.

Formar a las mujeres para la Cuarta Revolución Industrial

Es una realidad y es necesario instruir a niñas y mujeres en conocimientos digitales, ingenierías, ciencias, tecnologías y matemáticas. Cualquier país rico en profesionales con estos conocimientos será el que se sitúe en los primeros puestos de desarrollo.

Educar a la población

Es absolutamente necesario para acabar con comportamientos, ideas y actitudes que fomentan la desigualdad.

Según el último Informe Global de la Brecha de Género del Foro Económico Mundial, se tardarán 217 años en acabar con esta desigualdad con las medidas actuales. Por eso, es especialmente importante lo que las empresas pueden hacer para acabar con los estereotipos de género.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*