Ley de la dependencia

Ley de la dependencia
4 mayo 2015 Ana Olego

Muchas son las noticias que han adornado la prensa sobre la “ley de la dependencia”. Ahora vamos a evitar juzgar cómo se está gestionando o realizar valoraciones sobre sus resultados para centrarnos en su contenido, en su utilidad. Comencemos …

La Ley 39/2006, de 14 de diciembre, de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las personas en situación de dependencia tiene como objetivo garantizar la igualdad derecho subjetivo a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. Para ello se ha creado un Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia por la Administración General del Estado (AGE) en colaboración con todas las Administraciones Públicas. La AGE garantiza un contenido mínimo común de derechos en cualquier parte del territorio del estado, servicios y prestaciones que pueden ser mejorados por las Comunidades Autónomas (CCAA) y las entidades locales.

m-cuidadores-1

Los servicios y prestaciones están integrados en la Red de Servicios Sociales de las CCAA —Galicia, Castilla y León, Extremadura, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Valencia, Andalucía, etc.— y son:
a) Servicios de prevención de las situaciones de dependencia y los de promoción de la autonomía personal.
b) Servicio de teleasistencia.
c) Servicio de ayuda a domicilio:
– Atención de las necesidades del hogar.
– Cuidados personales
d) Servicio de centro de día y de noche:
– Centro de día para mayores.
– Centro de día para menores de 65 años.
– Centro de día de atención especializada.
– Centro de noche.
e) Servicio de atención residencial:
– Residencia de personas mayores en situación de dependencia.
– Centro de atención a personas en situación de dependencia, en razón de los distintos tipos de discapacidad.

m-dependiente-1

El trámite de solicitud se inicia a instancia de la persona interesada —o quien ostente su representación—. Ésta deriva en una valoración de la situación de dependencia tras la que se emite un dictamen en el que se determina el grado de dependencia y los cuidados que la persona pueda requerir. En la valoración se tendrán en cuenta los informes sobre la salud de la persona y sobre el entorno en el que viva; considerando, en su caso, las ayudas técnicas, órtesis y prótesis que le hayan sido prescritas. Los beneficiarios de las prestaciones de dependencia participarán en la financiación de las mismas, según el tipo y coste del servicio y su capacidad económica personal.

psicosocialii_290x145

Hay que tener en cuenta que la respuesta de la administración puede tardar. El tiempo de respuesta dependerá de cada comunidad autónoma, e incluso, del volumen de solicitudes. El plazo general es de tres meses pero en muchos casos la respuesta llega con un retraso de seis meses e incluso más. En estos casos contratar personal externo puede ser una solución alternativa, rápida y real.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*