“Las Caras de la Maternidad”

“Las Caras de la Maternidad”
29 Julio 2013 Andrea - Concilia2

Las Caras de la Maternidad es un documental de Documentos TV que ha sido galardonado con el Premio Nacional Alares 2013 a la Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal, y a la Responsabilidad Social.

embarazo

 

Las Caras de la Maternidad nos muestra como viven el nacimiento y la adopción de los hijos e hijas 12 familias. De este documental, extraemos algunas reflexiones interesantes acerca de la Igualdad, la Corresponsabilidad, la Conciliación y la Responsabilidad Social Empresarial. 

Igualdad entre hombre y mujer, y entre distintos tipos de familia. Se pone de manifiesto el hecho de que a una mujer se le enseña a ser madre desde muy pequeña, aprendizaje que no recibe el hombre. Además, también se echa en falta otorgar un mismo valor a las familias nucleares, que a las monoparentales y homoparentales. En concreto, en las familias monoparentales o madres y padres solteros, se explica el hecho de tener que superar la idea de “familia tradicional” y adaptarse a esta nueva situación.

Corresponsabilidad. La figura paterna tiene mucha importancia en la crianza y educación de los hijos e hijas. Muchos padres también echan en falta una mayor implicación por su parte, en los cuidados y crianza.
Respecto a la corresponsabilidad, también se habla de las Doulas como acompañante e informadora no solo de la mujer embarazada, sino de toda la familia. Esta profesional no trata solo con la mujer, sino con la familia entera, fomentando la corresponsabilidad y la implicación del padre desde antes del nacimiento.

Conciliación. La maternidad y paternidad supone un cambio drástico que afecta todas las esferas de la vida de una persona, pero especialmente, el ámbito laboral. En muchos casos, el hecho de ser madre puede frenar, dificultar o cortar la carrera profesional.
Se califica el hecho de dejar al niño muy pequeño en la guardería o en manos de los abuelos o una canguro, como una experiencia muy dolorosa y se demandan más medidas de conciliación.
También se habla del sentimiento de culpabilidad por no cumplir con el rol tradicional de madre, es decir, una madre abnegada, cuidando a tiempo completo de su familia. O miedo a no llegar a ser ese tipo de “super madre” que vemos en los medios de comunicación… trabajadora, guapisima, y al 100% con su familia y con todo lo que le rodea.
Además, se califica la conciliación como una tarea (difícil pero no imposible) de planificación.

Por último, y respecto a la Responsabilidad Social Empresarial, se habla de la existencia, en algunas empresas, de discriminación a trabajadores y trabajadoras por adoptar medidas conciliadoras como la reducción de jornada y los permisos parentales. Aunque también se expone que algunas empresas ven estas medidas como algo muy positivo.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*