La realidad del pueblo gitano

La realidad del pueblo gitano
12 abril 2016 Ana Olego
gitano

Premios y desacuerdos

Paralelamente a la entrega del Premio de Cultura Gitana a RNE en la categoría de Comunicación por el programa ‘Gitanos: arte y cultura romaní‘ —se emite semanalmente desde el año 2012 en Radio Exterior de España y desde 2014 en Radio 5— los ‘realities’ televisivos sobre el pueblo gitano ‘Mi gran boda gitana‘, ‘Los gipsy kings‘ o ‘Palabra de gitano‘ reciben duras críticas. El primero muestra la pujanza cultural de un pueblo heterogéneo orgulloso de su gitanidad y permeable a los cambios sociales, especialmente a las nuevas manifestaciones artísticas y el emergente protagonismo de las mujeres; los segundos perpetúan en el imaginario social el horror de los estereotipos y prejuicios por los que el pueblo gitano ha sufrido y ha sido humillado a lo largo de la historia y que poco o nada tienen que ver con su realidad.

¿Ves alguno de estos programas?¿escuchas el programa de radio?¿qué opinas?

La respuesta alegre y la defensa pacífica

La Fundación Secretariado Gitano y el Consejo Estatal del Pueblo Gitano y otras muchas organizaciones y particulares, han mostrado su rechazo porque esos programas televisivos hacen hincapié en aspectos morbosos y estereotipados que no buscan mostrar la realidad actual y los esfuerzos y avances de los gitanos y las gitanas en España. Además de la difusión de comunicados, de declaraciones y de contactos con entidades que velan por la defensa de los derechos, están analizando la viabilidad de interponer acciones legales para evitar la emisión de este tipo de programas que está dañando la imagen social de la comunidad gitana española.

Es inaceptable que se presente como normalidad un decorado de cartón piedra, que se llame realidad a una pantalla virtual, si lo que hay detrás, cuando se cae el decorado y se apaga la pantalla, es la inclemencia, la maleza social, el prejuicio, la discriminación, el estigma, la mancha de la injusticia como un espejo que refleja la ceguera de quien no quiere verla han comentado los protagonistas y principales afectados, que evidentemente son quienes están legitimados para contrastar el contenido de los programas con la realidad.

Contra esta falta de responsabilidad social general y contra el pueblo gitano en particular se ha proyectado el vídeo titulado ‘TelebasuraNoesRealidad’, en el que un grupo de gitanos y gitanas opinan sobre una serie de programas de televisión con los que no se identifican. Y es que la realidad gitana es otra ¿no te parece?

¿Son gitanos? Si, son gitanos y gitanas.

Muchos son los gitanos y gitanas que admiramos y que rompen con la imagen que pretenden transmitirnos:

gitano¿quién es gitano y quién no lo es? ¿por qué?

La realidad española 

En las generaciones más jóvenes del pueblo gitano son muchos los chicos y las chicas que estudian o tienen carreras universitarias, trabajan y reniegan de la imagen que dan los ‘realities’ en la tele. Se definen como muy familiares, pero viven en consonancia con el siglo XXI. Lamentan que persistan los prejuicios y advierten que están hartos de justificarse: ¡Dosta! (¡Ya basta!) . Por ejemplo en el Madrid de 2016 en el que habita Pepi Fernández, su generación, los gitanos millennials, son “personas empoderadas que tienen estudios, que tienen un discurso propio y que no viven bajo el yugo de nada, gracias a que sus familias les han apoyado, han aprovechado la oportunidad de estudiar y también gracias a sus capacidades, actitudes y a los valores que nos ha dado la familia, como el esfuerzo diario y la superación”. Los abuelos de Pepi se dedicaban al comercio de animales hasta que el éxodo del campo a la ciudad los trajo hasta Madrid. En realidad es una historia muy parecida a la de cualquier otra chica española de la misma edad.

Como dice el escritor Manuel Rivas, en el manifiesto del Día Internacional del Pueblo Gitano “Hoy es un buen día para seguir y recomenzar el camino”. ¡Pues allá vamos!  😀

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*