La importancia de una buena actitud. Las diez actitudes de la ARHOE.

La importancia de una buena actitud. Las diez actitudes de la ARHOE.
14 Mayo 2014 Andrea - Concilia2

La Asociación Española para la Racionalización de los Horarios Españoles  propone, tanto a trabajadores como a empresarios, diez directrices o actitudes que resultan muy positivas para que la productividad laboral aumente. Además de estas actitudes, según la ARHOE la clave es darle un mayor valor al tiempo y humanizar los horarios.

ARHOELas diez actitudes son las siguientes.

1. Pensar en positivo. Aunque con la situación actual sea difícil mantener una actitud positiva, es necesario para encarar la jornada laboral con ánimo. Es importante dejar de lado el miedo a perder el trabajo, y otros temores que llenan de tensión el entorno laboral.

2. Adaptarse a la realidad. Si las condiciones y la situación de una empresa o negocio han cambiado, tanto los directivos como los trabajadores y trabajadoras deben adaptarse a ese cambio, pero sin perder derechos laborales.

3. Motivar  a los trabajadores. Una buena política empresarial de conciliación y flexibilidad es la mejor forma de motivar e implicar al empleado o empleada con la empresa.

4. Fomentar el talento. El talento se busca en cada entrevista de trabajo, pero también debe fomentarse día a día en cada trabajador. Promover la creatividad, y saber formar un entorno de trabajo cómodo para sacar el máximo potencial profesional.

5. Dirigir por objetivos. Valorar al trabajador por resultados, y no por el tiempo pasado en el trabajo. Es uno de los factores que ayudan a la conciliación familiar y laboral.

6. Trabajar en equipo. 

7. Ir tarea por tarea. Saber que tareas tenemos pendientes, ir realizándolas de una en una sin distraernos ni pensar en la siguiente.

8. Protegerse del email y del móvil. Estar pendiente de la bandeja de entrada de correo electrónico y de los mensajes del móvil reduce la productividad a lo largo de la jornada.

9. Organizar la jornada. Planificar las tareas laborales y personales que se han de llevar a cabo, para que no se olvide nada importante, pero con flexibilidad. Los imprevistos ocurren, y es bueno dejar algo de tiempo para ellos.

10. Reunirse con efectividad. La puntualidad a la hora de empezar y terminar las reuniones es esencial, para que estás no supongan una perdida de tiempo. También es recomendable concretar los temas a tratar y no extenderse demasiado en ellos.

¿Cuál de estas directrices vas a poner en marcha? ¿Nos lo cuentas?

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*