II Plan Integral de Acción de Mujeres y Niñas con Discapacidad 2013/2016

II Plan Integral de Acción de Mujeres y Niñas con Discapacidad 2013/2016
12 Noviembre 2013 Andrea - Concilia2

El CERMI Región de Murcia ha presentado el II Plan Integral de Acción de Mujeres y Niñas con Discapacidad 2013/2016 elaborado por el CERMI Estatal. El CERMI es el Comité Español de Representantes de Personas con discapacidad, y consiste en una plataforma de representación, defensa y acción de las personas con discapacidad, por lo que se llevan a cabo diversos proyectos y planes.

Este Plan estratégico está compuesto por medidas de acción positivas, con objetivos centrados en eliminar prejuicios, cambiar actitudes y prácticas que entorpecen el camino hacia una situación real de igualdad de oportunidades y aceptación. También se pretenden hacer visibles situaciones que habitualmente se ven silenciadas.

El II Plan Integral de Acción de Mujeres y Niñas con Discapacidad 2013/2016 continúa con el trabajo que ya se empezó a llevar a cabo en el I Plan en el año 2005. Se han incluido otros objetivos y otras perspectivas, como el estudio de la situación de mujeres cuidadoras de personas con discapacidad.

concil

Según datos del INE, en España hay 3’8 millones de personas con discapacidad, de las cuales un 59’8% son mujeres.

Las mujeres con cualquier tipo de discapacidad sufren una doble discriminación, que les afecta en cualquier área de su vida pero especialmente en el trabajo. En este grupo de mujeres, aparece una tasa muy alta de inactividad, siempre superior a la de los hombres. Existen una serie de barreras físicas y sociales que les impiden el acceso al mundo laboral. Además, la precariedad e inestabilidad de los empleos también es una de las características de este colectivo.

Por otra parte, según el Consejo de Europa, un 40% de las mujeres con discapacidad sufren o han sufrido violencia de género en alguna ocasión, principalmente en el terreno emocional o psicológico. Las consecuencias emocionales son devastadoras, especialmente en los casos en los que el agresor es el cuidador principal.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*