Día de la Igualdad Salarial: lo que no se cuenta en los informes

Día de la Igualdad Salarial: lo que no se cuenta en los informes
23 Febrero 2017 Ana Olego
igualdad salarial

Ayer, 22 de febrero fue el Día Internacional de la Igualdad Salarial. Existen numerosos informes que confirman la falta de igualdad de salarial entre mujeres y hombres. No obstante y pesar de ello, muchas personas niegan este hecho. A éstas, o a las que están interesadas en saber un poco más, le recomendamos la lectura de “7 ejemplos claros de por qué las mujeres cobran menos“, también las historias de Laura, Elena y Ana.

igualdad salarial

Laura, neuróloga

Laura y David son la madre y el padre de Amaya y Miriam. Ambos, neurólogos con contratos de carácter temporal, acaban de presentar la documentación necesaria —experiencia profesional y cualificación académica— para que sea baremada por el tribunal calificador de una oferta de empleo publica. El historial profesional y académico de ambos es prácticamente idéntico; tienen la misma edad, se licenciaron en el mismo año y comenzaron a trabajar con escasos meses de diferencia.

Cuando nació Amaya, Laura se acogió a una excedencia por cuidado de menor. Dos años después nació Miriam e inició otra excedencia por el mismo motivo. David ha estado siempre trabajando.

Ambos se han sorprendido porque, aunque el tiempo de excedencia computa para la antigüedad, el tribunal calificador no le ha reconocido como tiempo trabajado los años que Laura ha estado en excedencia. Por este motivo David ha obtenido una puntuación que le sitúa en el octavo puesto de la lista, Laura obtiene una posición con pocas posibilidades acceder a un puesto.

Nos preguntamos:

  • ¿Existe discriminación indirecta por razón de sexo?
  • ¿Se está discriminado a Laura por ser madre?
  • ¿Quién tendrá una vida laboral más larga y exitosa, Laura o David?
  • ¿Cuánto dinero perderá Laura por no conseguir plaza (salario, jubilación, etc.)?
  • Si Laura no tiene ingresos ¿quién sostendrá económicamente a la familia?

igualdad salarial

Elena, limpiadora

Elena y Emilio trabajan en el ayuntamiento de Cebada del Río; ella como limpiadora de interiores, él como conductor del camión de recogida de residuos. Elena percibe un salario de 958 euros. El salario de Emilio asciende a 1.400 euros: salario base, 1.056 euros, más pluses (productividad, nocturnidad y penosidad), 144 euros.

En casa de Elena y Emilio el concepto de corresponsabilidad se resiste a entrar; Elena dedica 20 horas a la semana a las tareas del hogar y Emilio sólo 9 horas. Si valoramos económicamente este trabajo (SMI*horas de trabajo) resulta que Elena debería percibir 464 euros mensuales aproximadamente y Emilio 208 euros.

Sumando ambos salarios —el salario por cuenta ajena y el salario no percibido por dedicación al hogar— Elena suma un total mensual de 1.422 euros, Emilio 1.408. Concluyendo, Elena trabaja más horas, pero cobra menos que Emilio.

Nos preguntamos:

  • ¿Por qué casi siempre los trabajos que tradicionalmente realizan los hombres llevan aparejados pluses y los trabajos que realizan mayoritariamente las mujeres no?
  • ¿Cuáles son las razones para que se valores más conducir el camión de la basura que limpiar edificios?
  • ¿Existen motivos para devaluar el trabajo en el hogar y cuidado de las personas?
  • ¿Qué ocurriría si Elena dejará de trabajar en casa?¿quién realizaría su trabajo?¿lo haría gratis?

igualdad salarial

Ana, ingeniera

Ana y Juan trabajan en una empresa, comprometida con la igualdad, que diseña productos informáticos. Ella se encuentra disfrutando de un periodo de lactancia acumulada de 30 días de duración por su hijo Miguel. Lo que Ana no comprende es porque su convenio colectivo recoge expresamente que por lactancia le corresponde “un mes de vacaciones”.

Nos preguntamos:

  • ¿Cuidar de un bebe es lo mismo que estar de vacaciones?
  • ¿Quiénes son los que negocian el convenio colectivo de Ana, mujeres u hombres?
  • ¿Qué conocimientos de género e igualdad de oportunidades pueden tener quiénes consideran que la lactancia son “vacaciones”?
  • ¿Qué consecuencias puede tener para Ana que sus superiores y compañeros piensen que se ha tomado un mes de vacaciones después otros cuatro por maternidad?
  • ¿Quién crees que tendrá una vida laboral más larga y exitosa, Laura o David?

Después de leer esto queda claro que el Día Internacional de la Igualdad Salarial es un día para la reivindicación y la reflexión y no tanto para la celebración. Que te parece ¿alcanzaremos pronto la igualdad salarial? Y tú ¿consideras que existe en tu empresa igualdad salarial?

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*