El Síndrome de la Oficina Enferma.

El Síndrome de la Oficina Enferma.
30 junio 2014 Andrea - Concilia2

Siempre se ha dicho que “El Trabajo es Salud”, pero a veces esta afirmación no puede estar más lejos de la realidad. En el post de hoy os vamos a hablar del Síndrome de la Oficina Enferma.

timthumb

Según un estudio del Instituto de Biomecánica de Valencia, el 50% de los empleados y empleadas en España sufren este síndrome, que tiene los siguientes síntomas:

– Dolores de cabeza continuos y repetitivos.

– Problemas oculares: ojos irritados, enrojecidos, llorosos, fatiga visual y conjuntivitis.

– Dolores de cuello, lumbares, y espalda en general.

– Mala circulación de las piernas.

– Depresión, falta de concentración, ansiedad, nervios y estrés.

– Problemas dermatológicos.

Todos estos síntomas provocan un 25% de las bajas laborales en este país. ¿Sufres alguno de estos síntomas?

Las causas que llevan a provocar el Síndrome de la Oficina Enferma son varios. En primer lugar, las jornadas laborales excesivamente largas, que conllevan muchas horas delante de la pantalla del ordenador sumadas a una falta de luz natural son los principales causantes de las dolencias oculares y los dolores de la cabeza.

La calidad del aire también es una cuestión importante. Los conductos y los aparatos de aire acondicionado en malas condiciones, antiguos o con un mal mantenimiento y falta de de ventilación.

Las sillas y mesas inadecuadas para el trabajo que se desempeña afectan directamente a los dolores del cuello, lumbares y espaldas.

Todas estas cuestiones afectan directamente a la salud del trabajador y de la trabajadora, y en consecuencia, a la productividad.

Evitarlo requiere cambiar ciertas actitudes, y hacer modificaciones en la oficina. Por parte de los responsables de la oficina, revisar los conductos y aparatos del aire acondicionado, asegurarnos de que las mesas y las sillas de nuestras oficinas sean ergonómicas, procurar ventilar abriendo las ventanas un par de veces al día… Por parte de los trabajadores, descansar la vista mirando por la ventana tres o cuatro veces a lo largo de la jornada laboral y mantener una postura correcta pueden mejorar notablemente los síntomas que hemos descrito. Fuera del horario laboral, se debe procurar hacer ejercicio físico diariamente y llevar a cabo actividades relajantes.

¿Conocías el Síndrome de la Oficina Enferma?¿Lo sufres?

 

 

 

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*