El Gobierno ultima la puesta a punto de medidas en pro de la igualdad en el empleo

El Gobierno ultima la puesta a punto de medidas en pro de la igualdad en el empleo
25 febrero 2019 Jessica Murillo

El Gobierno ultima un Real Decreto-Ley de medidas urgentes para garantizar la igualdad de mujeres y hombres en el empleo. De ese modo, se establecerán multas a aquellas empresas que no promuevan medidas de conciliación para mujeres y hombres o que despidan a las embarazadas. También se incorporarán medidas de paridad en las compañías. Así como se plantea la modificación de la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, 3/2007, para extender la exigencia de incorporar Planes de Igualdad a empresa que dispongan de una plantilla de más de 50 personas. Actualmente solo son obligatorios para las compañías con más de 250. Las empresas que tengan un equipo de entre 50 y 250 personas trabajando dispondrán de un año, desde la entrada en vigor del decreto, para hacer voluntariamente el plan de igualdad, que será obligatorio cuando se cumpla ese plazo.

Otra novedad es que todas las empresas estarán obligadas a llevar un registro salarial con los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de su plantilla. El fin es acabar con la brecha salarial. Para ello, deberán presentarse los datos de los salarios desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías o puestos de trabajo de igual valor.

Entre las medidas estrella, destaca también ampliar el permiso de paternidad, de manera gradual, de las cinco semanas actuales hasta las dieciséis. La intención es aprobarlo en el próximo congreso ministerial de este viernes 1 de marzo. Una vez aprobado la medida entrará en vigor tras su publicación en el BOE, aunque el texto deba ser convalidado posteriormente por el Congreso.

La ampliación, eso sí, será progresiva. Así, en este 2019 tendrán 8 semanas desde su entrada en vigor (al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Estado), llegará hasta las 12 a partir del 1 de enero de 2020 y ya en el primer día del año 2021 pasará a las 16. A partir de ese año, tanto padres como madres, podrán gozar de permisos iguales, intransferibles y cien por cien remunerados,  con una licencia de seis semanas ininterrumpidas para la madre y el padre al principio, y otras diez semanas para cada uno a distribuir hasta los doce meses desde el nacimiento o adopción. Las seis primeras semanas se disfrutarán a jornada completa, mientras que las otras diez podrán repartirse a jornada completa o parcial a lo largo del primer año de vida (o de adopción) de la hija o el hijo, pero no podrán cederse a la pareja como pasaba hasta ahora. Como incentivo, si los disfrutan de forma equitativa podrán ampliar el periodo de permiso en una semana más cada uno.

El borrador amplía este permiso en los casos en los que el o la recién nacida deba quedarse hospitalizada tras nacer “en tantos días” como esté ingresada, con un máximo de 13 semanas adicionales. Este decreto modifica tanto el Estatuto de los Trabajadores como el Estatuto Básico del Empleado Público, de forma que los trabajadores de la Administración también estarán sujetos a esta ampliación del permiso de paternidad, con la misma escala gradual.

En cuanto al permiso de lactancia, quedará ampliado también al otro progenitor, de forma que ambos tendrán derecho a una hora de ausencia del trabajo, que podrán dividir en dos medias horas, hasta que el hijo o la hija cumpla los 9 meses. Se podrá disfrutar acumulando jornadas completas, pero no podrán transferirse al otro progenitor.

Con estas medidas se procurará eliminar las barreras que llevan a la desigualdad de género en el mundo laboral, así como establecer nuevos caminos a la igualdad.

Jéssica Murillo Ávila, periodista experta en igualdad e intervención en violencia de género.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*