Doulas ¿el coaching de la maternidad?

Doulas ¿el coaching de la maternidad?
2 septiembre 2015 Ana Olego

La palabra doula no aparece en nuestro diccionario, tampoco se encuentra en el listado de profesiones “tituladas”; no obstante, existen en nuestra sociedad. Ellas mismas se definen como las que con conocimiento y sabiduría acompañan a las madres realizando funciones de asesoramiento y apoyo en la toma de decisiones durante el embarazo, el parto y la lactancia; las que proporcionan apoyo físico y emocional a las mujeres durante el embarazo, el parto y el posparto.

entre-mamas

“Todas las mujeres, madres o no, somos poderosas. El problema es que no nos creemos ese poder“, Claudia Pariente de Entre Mamás

Qué hace una doula

  • Empoderar a la mujer que va a ser madre; facilitar una imagen de la maternidad real y positiva más allá de los estereotipos sociales impuestos por la sociedad.
  • Ofrecer información y capacitar a las mujeres para que tomen sus propias decisiones, no se puede decidir sobre lo que no se sabe o no se conoce.
  • Ser cómplice de la madre en un momento de singular importancia en la vida.
  • Ayudar a comprender los cambios físicos y psíquicos que se producen con la maternidad.
  • Facilitar la canalización de la relación amorosa entre la madre y el bebe.
  • Ofrecer seguridad y confianza, eliminar inseguridades, nerviosismos y estados de ansiedad.
  • Crear un clima ambiental (sonido, colores, temperatura, etc.) adecuado para el mejor desarrollo del proceso de gestación y parto, mejorando así la calidad de vida de la madre, el padre y el bebe.
  • Involucrar al padre en las funciones propias de la paternidad y como coprotagonista del proceso de gestación, parto y crianza.
  • Brindar el apoyo que da la experiencia.
  • Facilitar el establecimiento temprano de la lactancia materna.
  • Favorecer el equilibrio en las relaciones de pareja para que ésta esté disponible para el bebé.
  • Anticiparse a las necesidades de la mujer a la hora de parir.
  • Animar a la madre a adoptar hábitos saludables que faciliten el normal desarrollo del feto y el parto natural.

images

Qué no hace una doula

  • Tomar decisiones.
  • Atender el parto.
  • Sustituir física o emocionalmente a la figura del padre u otros familiares.
  • Realizar funciones propias del personal sanitario como exámenes prenatales o evaluaciones del estado de salud de la madre o del feto.
  • Juzgar los comportamientos de la madre.
  • Dar segundas opiniones médicas.
  • Insistir o presionar para que se adopten decisiones o imponer hábitos y comportamientos.
  • Estar cuándo no se requiere o desea su presencia por la madre.

doula-aid

El sólido argumento que sostiene la función de las doulas es que el sistema sanitario no puede facilitar todos los cuidados, apoyo e información que las mujeres necesitan; su ayuda viene a cubrir ese espacio vacio. Una prueba de ello es que la tasa de cesáreas continúa aumentando en España, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que la reducción de los partos que exigen incisión quirúrgica en el abdomen es indicativa de un buen control del embarazo y una correcta asistencia al parto. La tasa de cesáreas en los hospitales públicos españoles se ha incrementado en un 9,5% en 10 años (2001-2011).

Cuando un acontecimiento tan importante se produce en un entorno “público”, con falta de privacidad y rodeada de personas no hostiles pero si desconocidas, parece que cualquier acercamiento cómplice y afectivo es bien recibido, más si facilita que las madres tomen sus propias decisiones sobre lo que ha de ocurrir con su cuerpo y su maternidad, ¿no?.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*