Datos sobre la desigualdad salarial. Viejos problemas sin solucionar.

Datos sobre la desigualdad salarial. Viejos problemas sin solucionar.
15 Octubre 2013 Andrea - Concilia2

La desigualdad salarial es un problema más que conocido y muy persistente. Se hizo visible con la incorporación de la mujer al mundo laboral, y desde entonces, se ha debatido, protestado y luchado contra él. Continua siendo un problema y una desigualdad, aunque con el paso del tiempo haya ido atenuándose.

El concepto de igualdad salarial implica lo siguiente “Mismo trabajo, misma remuneración“. Desde mi punto de vista, esta afirmación conlleva una lógica aplastante pero se está resistiendo su verdadero cumplimiento.

El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, tratado multilateral firmado y ratificado por la gran mayoría de países del mundo (incluido España) contempla esta desigualdad dentro del apartado de derechos laborales, y dedica el artículo siete a la remuneración laboral señalando que ” un salario equitativo e igual por trabajo de igual valor, sin distinciones de ninguna especie; en particular debe asegurarse a las mujeres condiciones de trabajo no inferiores a los hombres, con salario igual por trabajo igual”.

Discriminación_laboral_a_las_mujeres

Hasta aquí llega la teoría, veamos como está la situación en la práctica.

Dentro de la desigualdad salarial, también existe una desigualdad entre los distintos países, tanto fuera como dentro de la Unión Europea. Los países con mayor brecha salarial son Corea del Sur (38,9%), Japón (28,3%), Estonia (27,7%) y República Checa 25,5%). España se sitúa cerca del ecuador de la escala con un 16,2% por debajo de Chipre (16,8%) y Australia (16,4%). Por último, los países con menor brecha salarial son Eslovenia (0,9%), Polonia (4,5%) e Italia (5,3%).

Dentro de cada país, entre las distintas regiones también se encuentran diferencias acerca de este fenómeno. Por ejemplo, en España, las comunidades autónomas con mayor brecha salarial son Navarra (26,15%) y Aragón (25,41%). Las regiones más aventajadas son Canarias (16,13%), Baleares (14,66%), y Extremadura (14%).

El origen de la desigualdad entre salarios se sitúa en los complementos al salario como son las horas extraordinarias, los pluses por nocturnidad, peligrosidad, disponibilidadd y responsabilidad… Por otra parte, el hecho de que el mayor número de contratos a tiempo parcial sean mujeres, aumenta esta desigualdad.

La desigualdad salarial es un reflejo de un problema con muchas caras relacionadas. Las mujeres son las principales cuidadoras de hijos e hijas, personas en situación de dependencia, encargadas del hogar pero quieren y necesitan trabajar, ya no por una cuestión económica sino que tienen unas aspiraciones profesionales que no tienen porque dejar de lado. Acceden al mercado laboral, pero siguen siendo las cuidadoras principales, por lo que aceptan contratos a media jornada, renuncian a hacer horas extras y a puestos de responsabilidad. La guinda del pastel la pone la extraña idea de que los hombres cobren más que las mujeres por el mismo trabajo realizado. La pregunta es… ¿Hasta cuándo?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*