Conciliación: Aprendamos de otros países

Conciliación: Aprendamos de otros países
2 Noviembre 2011 Noelia - Concilia2

La semana pasada salía de nuevo una noticia que relacionaba España con otros países europeos en el ámbito de la conciliación de la vida familiar y laboral. Según un estudio de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios en España, los españoles salen de trabajar de media a las 19 horas, hasta dos horas más tarde que los vecinos europeos, que terminan su jornada entre las 17 y las 18 horas.

No es la primera vez que salimos desfavorecidos en esta comparación con otros países de Europa que parece ser que ya han comprobado los beneficios de la conciliación.

El artículo “Trabajemos como alemanes” reflejaba que el país que mejor capeaba la crisis era el que tenía la jornada laboral más corta de la OCDE, haciendo alusión a que los alemanes trabajan menos horas por cabeza, pero todos sus datos económicos (producción, tasa de paro, competitividad) causaban envidia en el resto de países desarrollados. Hemos hablado ya en anteriores ocasiones de la “lucha” presentismo vs eficiencia  y en este artículo se decía una frase clave “No se trata, entonces, de echarle muchas horas al trabajo, sino de trabajar bien”.

Destacamos otros artículos que también hablaban de este tema: Entre los más trabajadores y los menos competitivos y La OCDE denuncia que en España es ‘difícil combinar trabajo y familia’ . En este último se detallaba esta situación señalando las bajas tasas de fertilidad y de ocupación de las mujeres si se las compara con la media de los países miembros así como que en España había menos ayudas públicas que en otros países.

Y si todos los caminos conducen a Roma, en el tema de la conciliación de la vida familiar y laboral conducen a Noruega: paraíso de la conciliación donde el apoyo económico y social a las familias (amplias bajas de maternidad y paternidad, prestación económica por cada hijo,…) ha conseguido que tenga uno de los índices de natalidad más altos de Europa (1,95 hijos) acompañado de un progresivo ascenso de la mujer en el mundo laboral, ya que trabajan fuera de casa el 80% de ellas.

¿Creéis que podremos seguir este camino en España?

3 Comentarios

  1. Es un camino largo, ardúo pero no imposible, el que nos toca recorrer para cambiar el paradigma de la concilición en España. Sólo si se cambia la mentalidad del colectivo dejando de valorar el presentismo per se, respetando y valorando la maternidad y su valor social, y respetando la igualdad y la corresponsabilidad, podremos lograrlo. En redes como Concilia2, o como ConciliaciónRealYa estamos trabajando en ello, tratando de generar conciencia colectiva hacia la necesidad de un cambio de actitud.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*