Conceptos de RSE: El consumo responsable.

Conceptos de RSE: El consumo responsable.
1 diciembre 2014 Andrea - Concilia2

La responsabilidad social empresarial es un tema que abarca muchos conceptos diferentes. En este blog, os hemos explicado algunos de ellos como por ejemplo, el capital humano o las memorias de sostenibilidad. Puedes volver a leer este post aquí. En el post de hoy, te vamos a hablar de otro concepto relacionado con la RSE: el consumo responsable.

CONSUMO_RESPONSABLE-biosfera-fundacion-400x319

El consumo responsable es un concepto de consumo diferente a los hábitos extendidos en la actualidad. Se trata de unos hábitos de consumo que favorecen la igualdad social y el medio ambiente. Por ello, son defendidos y difundidos por las diferentes organizaciones ecológicas, sociales y políticas.

Para poner en marcha el concepto de consumo responsable son necesarias las dos partes de un acto de consumo. Por un lado, los consumidores y por otro lado, los fabricantes y distribuidores de los diferentes productos. Tanto en unos como en otros es necesario un cambio de actitud, que es el motor principal de un consumo responsable.

Uno de los requisitos que se les pide a las diferentes empresas para que se pueda dar este tipo de consumo es la transparencia. Que sepan ofrecer una información veraz y fiable del impacto social, medioambiental y sanitario de sus productos en cada una de las fases de elaboración y puesta en venta.

Los consumidores, por nuestra parte también debemos hacer un esfuerzo, informarnos mejor de los productos que vamos a adquirir y hacer un ejercicio de reflexión, ya que en el consumo responsable intervienen tres cuestiones importantes que son las que constituyen este tipo de consumo.

El consumo responsable es un consumo ético. Antes de comprar y de decidirnos por un producto se tienen en cuenta varios factores, como el precio, pero también debemos hacernos la pregunta de si necesitamos de verdad ese producto.

El Consumo responsable es un consumo solidario. La protección de la seguridad, la salud y la dignidad de todas aquellas personas que intervienen en la elaboración y puesta en venta de un producto.

El consumo responsable de un consumo ecológico. Un uso responsable y eficiente de las energía. Contemplar la cuestión de la contaminación causada en todo el proceso, desde la extracción de las materias primas hasta la venta.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*