Bomberos y bomberas: ¿igualdad o discriminación?

Bomberos y bomberas: ¿igualdad o discriminación?
6 Abril 2011 Celia Zafra

Últimamente ha aparecido en los medios una cuestión antigua, la de si existe discriminación o no contra las mujeres en las pruebas de acceso a los cuerpos de extinción de incendios, coincidiendo con la convocatoria de oposiciones en distintos municipios y comunidades autónomas.

Como digo, el debate no es nuevo y se centra principalmente en la pregunta de si lo “igualitario” es establecer unos mismos baremos para todos y todas, los supere quien los supere, o si fijar unos valores en función del sexo de la persona candidata, como se hace en las competiciones de atletismo, por ejemplo. Y otro interrogante es si no estarán sobrevaloradas las pruebas físicas en detrimento de otras tanto o más necesarias para este trabajo, como la capacidad de liderazgo, la toma de decisiones en situaciones de estrés, la gestión de equipos, etc… siguiendo así una inercia que podría beneficiar a los varones.

El caso es que las pocas mujeres que se presentan a estas pruebas consideran que, en muchas ocasiones, las marcas que se establecen son “casi olímpicas”, como las califica esta aspirante de Albacete. Unos límites físicos muy difíciles de superar, por muchos documentales y campañas que se hagan animando a las mujeres a presentarse a este cuerpo de salvamento.

Imagen de una bombera en el parque de Ronda, que cuenta con el mayor porcentaje de mujeres en Europa, con un 20% (www.rondaweb.es)

Quienes se oponen al establecimiento de marcas diferentes en las pruebas físicas, sobre todo en las de fuerza, argumentan que cuando un herido requiera ser cargado a la espalda para sacarlo de un fuego no va a preguntar si es hombre o mujer quien lo rescata, sino que lo importante es si el rescatador/a podrá o no con su peso.

La réplica es que los rescates no se plantean nunca en términos individuales, porque a ningún siniestro acude un solo bombero, de modo que las tareas que toque acometer se repartirán siempre entre varios miembros de un equipo, en el que a determinados efectivos masculinos (no a todos, sólo hay que ver el estado físico de algunos bomberos de determinada edad) se les encomendaría las tareas que requieran mayor levantamiento de pesos y a otros, hombres o mujeres, las de acceso rápido al edificio, penetración por zonas estrechas o con escombros (algo probablemente más apto para ellas), manejo de mangueras o lo que haga falta.

Así lo señala una de las aspirantes en Madrid a El País:

M.S. “Este es un trabajo de equipo, donde todos tenemos carencias y habilidades. No todo es la fuerza bruta. Yo tengo mis ventajas: consumo menos aire con un equipo, puedo entrar por huecos pequeños, como en un coche accidentado”

Este mismo periódico se preguntaba: ¿Qué ocurre cuando la igualdad es garantía de que habrá discriminación?

Precisamente el Ayuntamiento de Madrid, donde los requisitos para el acceso al servicio de extinción de incendios son de los más duros de España, el equipo de gobierno y el sindicato UGT alcanzaron recientemente un acuerdo por el que las marcas de las mujeres se verán incrementadas automáticamente en un 10%.

¿Cuál es tu postura (razonada) sobre este tema?

8 Comentarios

  1. mamaenalemania 6 años hace

    Efectivamente y como apuntan las afectadas, esto es un trabajo en equipo y realmente cargarse un cuerpo de 80 kilos a la espalda no lo tienen por qué saber hacer todos.

    El problema, creo yo, está en lo limitado de las pruebas fisicas… Son pruebas que limitan mucho a las mujeres porque consisten en velocidad y carga básicameten y así, claro está, salen ganando ellos por goleada. La solución ideal sería ampliarlas: flexibilidad a la hora de entrar por huecos pequeños, saltar de un balcón a otro…etc. y así tendrían más oportunidades las mujeres (además de que serían pruebas más “realistas”). Hasta que no exista esto, no se puede recurrir a otra cosa más que a lo que están planteando.

    Pero vamos, es que lo que yo no entiendo es por qué tenemos que seguir en este plan de “como eres mujer te hago el favor de bajarte la puntuación, a ver si consigues ser bombera, pero es sólo un favor por la igualdad, eh!”… en vez de plantearlo de forma pragmática y es que las mujeres pueden ser, en muchos aspectos del trabajo de los bomberos, mejores que los hombres e igual de necesarias en el equipo: por su flexibilidad, su bajo consumo en oxígeno, su menor tamaño, su capacidad logística….etc. no?

    El problema es que esto se esté tratando como un tema de igualdad, cuando en el fondo tendría que serlo de sentido común, vamos.

  2. Alia 6 años hace

    Yo propongo tres reflexiones:
    1. Lo que la gente debería comprender es que discriminar es tratar de una manera desigual a dos (o más) personas que reunen las mismas características y en una misma situación.
    2. La igualdad debería ser entendida (al menos a mi modo de ver) como igualdad de trato en una misma situación y con las mismas características, y si eso no es posible, entonces garantizar la igualdad de oportunidades, que es ni más ni menos que dar las mismas oportunidades a las personas independientemente de cuáles sean sus características para que se encuentren en una posición de igualdad ante una misma situación.
    3. Si bien es cierto que medidas que se denominan de acción positiva, como por ejemplo, una cuota mínima de mujeres o personas con discapacidad, o el aumento automático del 10% en la puntuación, pueden ser medidas que fomenten que la mujer tenga más oportunidades, quizás no son las más adecuadas. Como dice mamaenalemania, quizás sería suficiente con establecer unas pruebas de acceso más racionales que midan el tipo de competencias que se requieren para ser buen/a bombero/a, como por ejemplo las que se proponen y que no difieren del día a día del cuerpo de bomberos/as. Si se hiciese así, nadie podría cuestionar si se está discriminando o si está igualdando, lo que se está haciendo es garantizar se seleccionan los profesionales más competentes y capacitados para el trabajo.

  3. Noelia - Concilia2 6 años hace

    Muchas gracias a las dos por vuestros interesantes comentarios. Aunque estamos de acuerdo en este tema por lo que no habrá mucho debate 😉

    Es verdad que las acciones positivas, aunque necesarias en algunos casos, crean automáticamente otras veces un rechazo que se evitaría, por ejemplo en este caso, con pruebas de acceso más racionales como dice Alia y/o teniendo en cuenta las diferentes tareas que deben acometer los miembros del equipo. Y por supuesto “con sentido común” como dice mamaenalemania.

    Por otra parte, no me canso de decir que cuando hablamos de igualdad no estamos diciendo que hombres y mujeres seamos iguales, ni muchísimo menos, sino que estamos hablando de igualdad de oportunidades.

  4. Uno 6 años hace

    ¿Rebajan los incendios su nivel de exigencia dependiendo de si va a extinguirlos una mujer o un hombre y si hay que rescatar a una persona en un décimo piso cargando 20 kilos de equipo, reduce su peso, se baja milagrosamente al quinto a la vez que el equipo se aligera por arte de magia? Si es así, veo completamente lógico que haya pruebas diferenciadas para hombres y mujeres, con menor exigencia para ellas.

    Por la misma razón que no hay muchas mujeres bomberas, también escasean los enanos en la NBA, personas con síndrome de Down ocupando una cátedra de universidad, ciegos conduciendo autobuses, sordos atendiendo llamadas telefónicas, parapléjicos jugando al fútbol… Es más, no hay un solo hombre ejerciendo de soprano lírico o de primera bailarina de una compañía de ballet. ¿Deberían cambiarse los requisitos de acceso también para esas profesiones?

  5. Uno, no estoy de acuerdo 3 años hace

    La réplica que se me ocurre dar a tu argumento es el siguiente:

    Por tradición posiblemente la organización del trabajo que realizan los cuerpos de bomberos se llevó a cabo teniendo en cuenta solamente a quienes en el pasado lo realizaban que eran hombres. Quiero decir con esto que, actualmente posiblemente se podrían diseñar y organizar las intervenciones que realizan los cuerpos de bomberos de otra(s) maneras en que la exigencia de determinadas capacidades físicas para hacer este trabajo no recayera sobre todos los miembros de una brigada de bomberos de la misma forma o con la misma intensidad. Asimismo, se podría planificar las intervenciones de otros modos, con un reparto de roles distinto, etc.

    Estos nuevos diseños y formas de organizar el trabajo se encargarían de realizarlos -suponiendo que no lo estén haciendo ya- quienes investigan sobre las profesiones y los oficios (por ejemplo: personas con formación en ciencias del trabajo).

  6. Abraxas 1 año hace

    Llevo 35 años de bombero, era de los que pensaba que había cualidades en los hombres necesarias para el desempeño de esta profesión, fuerza, velocidad, potencia… He tenido experiencias de fuegos de todo tipo, rescates de mil maneras, trabajo internacional en grandes catástrofes, etc.
    Estoy intentando recordar algún siniestro donde esas “cualidades” masculinas han sido vitales para defender una vida o un rescate y no soy capaz de encontrar ninguno. Al final creo que vivimos de mitos. Ningún bombero sube la cuerda en un incendio, ningún bombero pega unos saltos de mas de 1 metro, etc. Sin contar con el mantenimiento físico de los “ya” bomberos que, excepto algunos servicios, pocos mantienen su forma física “ideal” de la oposición.
    Con todo el respeto a todas la opiniones coincido con algunas opiniones, creo que no está estudiado el mejor proceso de selección en los Parques de Bomberos, porque solo se prima la “forma física”, no solo por una discriminación “maquillada” de un rol que los propios bomberos nos hemos encargado de fabricar, sino que, incluso, preferimos un bomberos “fuerte” a un bombero “inteligente”. Todos los procesos dan mas importancia a lo físico que a lo técnico; y si no por qué no se hacen primero los exámenes técnicos y al final lo físico? Así se elegirían a los más fuertes entre los mas inteligentes, de la manera actual se escoge a los más inteligentes de los más fuertes…
    Después de muchos años de trabajo de bombero y en el umbral de la jubilación creo que en esta profesión hay más “mitos” que realidades…
    Pero repito, con todos los respetos, es una opinión particular …
    Un saludo.

  7. Noelia - Concilia2 1 año hace

    Muchas gracias por tu aportación Abraxas! Es importante que alguien, desde la experiencia, de su opinión y nos haga ver la importancia de no dejarlos llevar por roles y estereotipos.

    Un saludo

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*