Alexandra Lange: la terrible historia de maltrato que conmovió a un país

Alexandra Lange: la terrible historia de maltrato que conmovió a un país
18 diciembre 2017 Pedro González Núñez
Alexandra Lange. La terrible historia de maltrato que conmovió a un país

Leemos en los periódicos casos de maltrato, participamos en campañas contra la violencia de género, pero no estamos del todo concienciados de las situaciones tan horrorosas que se viven, hasta que una historia se hace famosa y nos hace sentirla. Eso es lo que ocurrió con Alexandra Lange y la terrible historia de maltrato que conmovió a su país.

Alexandra Lange y la terrible historia de maltrato que conmovió a un país y a la opinión pública

Sin duda, este es un caso excepcional. Una historia como pocas, puesto que tiene final feliz. Os la contamos.

Alexandra Lange conoció a su marido, quien la cortejó poco a poco. La fue conquistando y, una vez enamorada, siguió una pauta muy típica de los maltratadores, la fue aislando lentamente.

Muchas personas se preguntan cómo es posible que una víctima de violencia de género consienta la primera agresión sin rebelarse. No son conscientes de que el maltrato no empieza de golpe, si no, sería respondido y frenado prácticamente en su totalidad.

Los primeros pasos

Lo cierto es que el violento no comienza pegando un puñetazo. Es como una araña que va tejiendo su red poco a poco. Primero conquista y se muestra como el mejor. Cuando la víctima ya está enamorada, comienza por un pequeño comentario despectivo hacia su físico, que cada vez van a más. Va hablando mal de las personas de su entorno y a hacer ver a la persona lo injustas que son con ella para aparecer él como su salvador y el único que la entiende. Le muestra que no hace falta que estudie y trabaje, ya que es una pérdida de tiempo. Dice que con lo que él gana es suficiente y ella en la casa está mejor cuidándolo.

El primer golpe

Normalmente, la embaraza para que deje de trabajar. Así la va aislando hasta que viene el primer golpe, y luego el arrepentimiento, haciéndola sentir culpable. Cuando la víctima está aislada totalmente, dependiendo emocional, psicológica y económicamente de él, y seguramente con hijos, es cuando empiezan las palizas.

Arrepentimiento y vuelta a empezar

Después llegan los arrepentimientos del maltrador, la culpabilidad que siente la víctima, el convencimiento de que todo irá a mejor. Luego, ya no puede dejar a sus hijos sin padre y sin seguridad económica.

Alexandra Lange

Y esa es la historia de Alexandra Lange, al igual que de la mayoría de mujeres que sufren violencia de género.

Esta mujer sufrió palizas continuas primero a ella. Luego también a sus hijos. Después llegaron vejaciones físicas y psicológicas constantes, y hasta fue prostituida por su propio marido. Durante 14 larguísimos años de sufrimiento constante, terror por su vida y la de sus hijos, insultos, aislamiento y lo peor… Silencio.

Denunciaron tanto ella como sus hijos, buscaron asilo y se lo denegaron. No la tomaron en serio con comentarios por parte de la policía preguntando que cómo iba a denunciar si casi no tenía sangre, después de una paliza en la que quedaban vestigios horrorosos de violencia física. Silencio por parte de vecinos, de las autoridades, de todos aquellos que podían ayudarla a ella y a sus hijos.

Hasta que un día que la estaba estrangulando y amenazando con matar a sus hijos después, ella se defendió y le clavó un cuchillo en el cuello.

El caso mediático

Fue detenida, y pasó 18 meses en prisión hasta que fue juzgada por el asesinato de su maltratador. Fue entonces cuando se conoció toda la historia, todo lo que sufrieron sus hijos y ella. Y en un alegato sin precedentes por parte del fiscal, en el que les pidió perdón en nombre suyo y de la sociedad, se estimó la legítima defensa y quedó absuelta.

Alexandra Lange. La terrible historia de maltrato que conmovió a un país

Imagen cortesía de Europe1

Posteriormente, ella escribió un libro autobiográfico del cual se rodó una impresionante película titulada Indefensa en España. Sin duda, ambos sirven para concienciar totalmente sobre lo horrible, común y silenciosa que resulta la violencia de género.

Casos como Alexandra Lange y la terrible historia de maltrato que conmovió a Francia, son sin duda contra los que la sociedad nos tenemos que rebelar y gritar de manera contundente ¡BASTA YA!

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*