¿Igualdad? ¡Querrás decir crisis!

¿Igualdad? ¡Querrás decir crisis!
17 Junio 2010 Celia Zafra

Vale, sé que he tenido el blog desatendido. Sé que hace un mes que no escribo un post y que eso es un pecado para el SEO y para quienes nos sigáis con cierta frecuencia. Hago acto de contrición y pido disculpas, pero es que he tenido (afortunadamente) mucho trabajo off-line.

Un pelín frustrante, porque la última convocatoria de ayudas a pymes para la realización de planes de igualdad nos ha demostrado que este concepto les suena a afrikaner a muchas empresas, por decirlo en términos de convergencia mundialística.

Por supuesto, también está la excusa de la CRISIS, que en términos empresariales, cuando no se llega al punto de cierre o despidos, se traduce en contrato comerciales a cascoporro y los lanzo a la calle a ver qué pillan. Lo de la planificación, la organización interna, la comunicación y no digamos la motivación y la conciliación quedará para tiempos mejores. No en todas las compañías es así, pero digamos que la gerencia de una pyme media vive ahora inmersa en esa vorágine.

Pensando en otras razones, quizá subyazca la esperanza a que una posible eliminación del Ministerio de Igualdad elimine también la obligación que tienen las compañías de cierto tamaño de elaborar estos planes, o que si las tornas cambian en el gobierno, directamente se derogue la Ley de Igualdad de 2007, lo que a mi modo de ver sería un desastre. Todo pensado en términos de utilidad a corto plazo, no de aporte de valor a la empresa ni de sentido de justicia, claro está. También están quienes se animarían a embarcarse en un plan de igualdad con el acicate de las ayudas, siempre que lo puedan rentabilizar en términos de imagen, lo que no está claro que suceda ante el desprestigio de todo lo que rodea al ministerio y ante la posibilidad de que las políticas de equidad puedan cambiar mucho de enfoque si se produjera una alternancia de partidos en el gobierno.

Lo mejor: los casos (no tan aislados) de empresas que hemos encontrado que ya aplican medidas pro-activas de igualdad de oportunidades en el acceso al empleo o en las promociones internas, aunque no estén sistematizadas en un plan. Empresas que fomentan la participación de las mujeres porque les parece razonable y positivo y que están dispuestas a ponerlo negro sobre blanco. Gracias por estar y por no cambiar el rumbo a media travesía.

NOTA: La imagen la he tomado prestadas de la web www.cosassencillas.com

ENTRADAS RELACIONADAS: Planes de igualdad ¿tampoco ahora?

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*